Sólo faltan de 24 horas para el Black Friday y muchas tiendas llevan ya días sumergidas en descuentos y promociones. Las ofertas se mantendrán, mínimo, hasta el lunes 30, cuando se celebra el “Cyber Monday”. Y es que el Black Friday se está ya asentando en nuestras vidas como una cita destacada dentro del consumismo navideño.

Durante esta jornada el año pasado los españoles gastamos de media 262 euros, según un estudio realizado por Cetelem. Este año, algo más cautos (la situación económica no es la mejor), nos gastaremos unos 240 euros, según los datos del estudio europeo de “Tendencias de consumo en Navidad” de eBay, elaborado por Kantar.

Entre otros contenidos, este mismo estudio apunta que este año también seremos más previsores. Aunque tradicionalmente los españoles realizamos el grueso de las compras navideñas en diciembre, este año aumenta hasta el 38% el porcentaje de aquellos que comenzarán en noviembre, igualados con los que retrasan las compras a diciembre.

El coronavirus también se va a dejar sentir en el modo comprar. Las compras online forman cada vez una parte más importante de nuestros hábitos de consumo y en esta ocasión no va a ser menos. El 14% de los españoles planea comprar más regalos online que las pasadas navidades y el 39% confirma que hará el mismo número de compras online que en 2019.

¿Qué compramos en el Black Friday?

Moda, calzado, complementos, dispositivos móviles y electrodomésticos siguen siendo los reyes del Black Friday. Eso sí, este año hay un cambio. Aumenta el número de ventas en juguetes. Este año pasan de representar el 25% de los gastos al 35%. En este sentido, destacamos que de esos 240 euros que nos gastaremos estos días, el mayor presupuesto lo destinaremos a los pequeños de la casa (160 euros), seguidos de las respectivas parejas (112 euros).

Aunque no de forma tan abultada, la demanda de los productos de ‘gaming’, salud y belleza también aumenta.

Por contra, la pandemia ha pasado factura al turismo, con un descenso de 4 puntos respecto a 2019 en billetes de avión y hoteles.

Tres datos curiosos:

Este año no te vamos a dar consejos sobre cómo salir airoso en el Black Friday, pero sí dos datos muy curiosos que quizá no conocieras.

1- El Black Friday no tiene una fecha fija en el calendario. Influido por sus orígenes estadounidenses, los descuentos son el día después de Acción de Gracias. O, lo que es lo mismo, el último viernes del mes de noviembre.

2. El viernes negro se celebra en nuestro país desde 2011, año en el que cambió la normativa que regula las promociones y periodos de rebajas.

3. El origen del nombre hace referencia al revulsivo que supone para las tiendas la fecha, pasan de números rojos a negros.