Llevas todo el año trabajando sin parar. El teletrabajo te ha mantenido varios meses en casa y tienes muchas ganas de que lleguen las vacaciones para desconectar unos días. Cuando por fin llegan, lo que menos te importa es gastar un poco de más de la cuenta.

Según este informe de Cetelem, cada español tiene intención de gastar una media de 1.015€ este verano, un 20% más que el año pasado, cuando la media fue de 848€.

Las rebajas, el cine de verano, las cañas en la terraza de moda… Todo eleva la factura durante junio, julio y agosto. Pero si hay algo que se lleva la palma son los viajes.

Pero todo acaba, y a la vuelta ves que tienes menos dinero del que pensabas.

Así que para no quedarte sin un euro, te traemos varios trucos para ahorrar dinero en vacaciones que seguro que te son muy útiles.

1. Prepara un presupuesto

Conoces el destino al que quieres ir y tienes una idea bastante aproximada de lo que puedes y quieres gastarte. Así que grábate esa cantidad a fuego. Una vez lo tengas claro, puedes empezar a pensar en alternativas. Hotel, apartamento, quizá sea el momento de probar el couchsurfing… Las opciones pueden ser infinitas.

Y si aún no tienes claro tu destino, aquí encontrarás algunos lugares sin salir fuera de España para disfrutar muchísimo (y no gastar mucho dinero).

2. Reserva tu destino con antelación

Elegir el momento justo para reservar vuelos y alojamientos es un factor clave a la hora de ahorrarte unos cuantos euros antes de tus vacaciones. Para los más aventureros, buscar viajes de última hora puede ser una opción interesante -y divertida- pero si, por el contrario, eres de los que te quedas más tranquilo si sabes a dónde vas de antemano, reservar con un poco de antelación rebajará el precio del viaje.

Hay muchas apps que te ayudarán a lograrlo. Hopper (predice cómo fluctuarán los precios de los vuelos) o Hundred Rooms (compara precios en más de seis millones de apartamentos y casas turísticas de todo el mundo) pueden ser grandes aliadas.

3. Prioriza

A veces no se puede tener todo. Menos aún si quieres seguir ahorrando algo de dinero durante las vacaciones. Por eso, tienes que pensar si prefieres comer todos los días en un restaurante o si, por el contrario, quieres que tu alojamiento esté cerca de las mejores playas.

En este sentido, existen trucos como alquilar un apartamento con cocina o moverte andando por tu destino que pueden reducir mucho la cuenta final del verano.

4. Busca actividades y servicios gratuitos

Viajar barato nunca ha sido tan fácil porque lo de ofrecer planes gratuitos como conciertos o cine al aire libre ya no está limitado a grandes ciudades.

Puedes echar un ojo a aplicaciones como Fever, Clickatick o EventBrite, donde puedes conseguir ofertas en visitas guiadas y planes turísticos.

Infórmate también sobre los días gratis de los museos y actividades o busca los packs donde las entradas salen más baratas. Es una práctica que mantendrá parte del dinero en tu bolsillo. Otra buena opción es preguntar a los habitantes de tu destino sobre los sitios más baratos para comer, ya que no siempre son los más concurridos.

5. Ahorra en gasolina

Otro de los trucos para ahorrar en vacaciones es disminuyendo la factura del combustible. Y hay muchas formas de hacerlo. La más fácil es conducir más eficientemente, sin meter fuertes acelerones ni frenazos. También te ayudará no cargar el coche hasta los topes, aunque ya sabemos que esto es más difícil, sobre todo si vas con niños.

Otra forma de ahorrar dinero al volante es analizando tu itinerario. Mira qué gasolineras encontrarás de camino y reposta en la más barata, ¿cómo saberlo? La app Gasolineras España te puede ayudar.

6. Si te vas al extranjero, cambia con antelación la moneda

Si este año tu destino está fuera de España, no te olvides de una de las partes cruciales: cambiar la divisa. Es cierto que en el país extranjero también puedes hacerlo, pero puntos turísticos y aeropuertos están diseñados para pegarte un sablazo con el cambio.

Otra opción es tirar de tarjeta, pero no compres a crédito. Aplazar pagos suele venir con el dos apellidos puestos: Comisiones e intereses. Ya verás qué risas.

7. Evita tentaciones

Viajes o no viajes, en verano las tentaciones están delante de ti todo el tiempo. Los días son más largos y el calor hace inevitable parar a comprar un helado o sentarte en una terracita a tomar unas cañas con los amigos. No debes dejar de hacerlo si no quieres, pero conseguir evitar las tentaciones y controlar los excesos pueden evitarte algún susto con el dinero.

8. Sigue ahorrando para el futuro

Que sea verano y tengas vacaciones no quiere decir que tengas que dejar de ahorrar. Visualiza tu objetivo y piensa que, aunque te permitas algún capricho estos meses, no podrás conseguirlo si no eres constante con el dinero que guardas.

Y si eres de los que este año no se van, tampoco te libras de la planificación. Al revés. Quedarte en casa puede ser un arma de doble filo. Cuando viajas casi siempre llevas un presupuesto fijado y a tu alcance, pero si te quedas en casa es posible que te relajes y las salidas se te vayan de las manos. El típico caprichito de “como no me voy de vacaciones, vuelvo a cenar fuera”.

Como ves, disfrutar de las vacaciones y seguir ahorrando dinero no son incompatibles. Existen multitud de trucos para ahorrar dinero en vacaciones. Sólo debes prestar atención a estos detalles para elegir el destino que más se adapte a ti.

También te puede interesar:

Varios destinos en España que te van a sorprender y se ajustan a tu presupuesto

Tres escapadas buenas, bonitas y baratas para salir del encierro