Más de la mitad del país tira de aplicaciones para gestionar sus finanzas personales. Y si eres millennial, es casi imposible que pertenezcas a la resistencia. El último informe de Ditrendia de consumo móvil evidencia que 9 de cada 10 nacidos entre los 80 y los 90 realiza transacciones desde dispositivos electrónicos. Lo de madrugar para ir a la sucursal no está hecho para nosotros.

Todos los bancos de España están tan lejos de ti como tú decidas. Normalmente, no más lejos del bolsillo de tu pantalón.

De hecho, las aplicaciones de las compañías financieras son cada vez más completas, intuitivas y fáciles de usar. Las funcionalidades se multiplican: incluyen huchas, depósitos automáticos, transacciones instantáneas, atención al cliente 24 horas…

Si te das una vuelta por la tienda de apps de tu móvil, vas a encontrar decenas de sobre finanzas personales y gestión de dinero. Aquí van seis que merece la pena probar.

1. Bizum

Pues sí. No se me ocurre nada mejor que empezar una lista de aplicaciones sobre finanzas personales que con Bizum, aunque ni siquiera sea una aplicación. Empezamos bien. No es propiamente una app, sino un sistema de pago. Si no lo tienes en el radar todavía, puedo decirte esto sin miedo: estás más perdido que Spiderman en un descampado. Bizum está integrado en las aplicaciones de los propios bancos, y facilita los pagos entre usuarios sin más información que un número de teléfono.

Si estás dado de alta en Bizum, deberías recibir la pasta de manera instantánea. Y eso nos gusta a todos. En cuanto a comisiones, mínimos y máximos, ahí ya entra la política de cada banco. No estaría de más que dedicaras unos minutillos googleando para ver los detalles de tu compañía. El servicio ya te permite pagar en comercios, ¡incluso invertir en fondos Imantia!

Tus amigos ya no podrán escaquearse con el típico: “Ya te pagaré”. Lo malo: tú tampoco.

2. Apple Pay/Google Pay

La peor parte de irse de tapeo es sacar la tarjeta de la cartera cada dos por tres. Más tedioso aún si sois un grupo y vais rulando por la caja. Hazte un favor y añade la tarjeta a tu móvil. Si no estás habituado a apoyar el móvil en el datáfono y agilizar tus compras, pruébalo. No caigas en el bulo de Forocoches de la inseguridad. No es cierto. De hecho, es bastante más seguro que pagar con tarjeta.

Para robarte, necesitarán tu código de bloqueo, tu huella dactilar y literalmente tu cara; siempre y cuando tengas habilitada esa opción. Cuando bajes al supermercado en zapatillas de andar por casa y te dejes la cartera, lo agradecerás. Y si te olvidas también del móvil… tienes un problema. ¿En serio sales de casa sin móvil ni cartera?

Foto: Jonas Leupe/Unsplash
Foto: Jonas Leupe/Unsplash

Por cierto, en el hipotético caso de que te roben móvil, dupliquen tus huellas dactilares y adivinen tu código, te ampara la Ley de Servicios de Pago: no podrán usar más de 150 euros. Si te pasa, haz lo mismo que harías si pierdes la cartera: ponte en contacto con tu entidad financiera y pide el bloqueo de la tarjeta en el móvil asociado a ella.

3. Fintonic

Es una de las aplicaciones más alabadas para gestionar tus finanzas personales. Para poder usarla necesitas aportar tus datos bancarios y claves de acceso. Si tienes miedete, simplemente recuerda que no pueden operar con tus cuentas —para ello necesitarían tu firma electrónica. Acceden a ellas para leer la información relevante sobre tu actividad económica, categorizar tus gastos, establecer límites y avisarte de qué haces con tu dinero. También te da facilidades para pedir créditos.

Fintonic es una de esas aplicaciones de móvil que te ayudan a gestionar tu dinero. FOTO / FINTONIC
Foto: Fintonic

Al estar al tanto de tu salud financiera, tiene la capacidad de crear gráficos completísimos sobre ingresos, gastos y previsiones. Una de las funcionalidades más interesantes es la de notificarte cuando detecta pagos duplicados, comisiones escondidas y vencimientos cercanos. También tiene un sistema de seguridad que obliga a introducir un PIN desde tu móvil para meterte en la app. Crea informes semanales y mensuales para comprobar si has gastado de más, en qué y descifrar cuáles han sido los caprichos ahorrables. Por cierto, es gratis.

4. Monefy

Esta aplicación es bastante parecida a Fintonic, menos atractiva desde un punto de vista estético y menos completa en cuanto a las notificaciones disponibles. Te vendrá bien si eres reacio a tener tus datos bancarios en una app. La pega está en que deberás hacerlo a mano. Te genera gráficos automáticos, informes periódicos y te da la posibilidad de sincronizar tus datos con otros dispositivos.

5. Splitwise

Da vergüenza pedir 1,20€ a tus compañeros de piso por comprar servilletas. “Va, te debo menos de dos euros”. Ya, el tema está en que diez personas me deben dos euros. Splitwise es una aplicación para hacer cuentas de gastos compartidos. Tiene especial interés para compañeros de piso, sobre todo para ahorrarte momentos incómodos como recordar a Fulano que te debe dinero o Mengano avisando de que es la quinta vez seguida que compra pastillas para el lavavajillas.

Splitwise es una de esas aplicaciones de móvil que te ayudan a gestionar tu dinero. FOTO / SPLITWISE
Foto: Splitwise

Aplicaciones de este estilo —Tricount es otra bastante parecida— facilitan la convivencia. Funciona como un grupo de WhatsApp: todos los implicados han de estar en el grupo y conforme se van añadiendo las facturas, la aplicación divide el gasto total entre los componentes del grupo. Unas servilletas se pueden dejar pasar, pero una mensualidad del piso ya crea un clima tóxico.

6. Goin

Te conviene estar al tanto de esta aplicación española de ahorro automático. Utiliza métodos de ahorro al alcance de todos nosotros con el simple y único objetivo de ganar más dinero. Goin utiliza los datos de tu cuenta para ayudarte a gastar menos. Uno de los métodos más famosos es el redondeo. Cada vez que compres algo con tu tarjeta, Goin redondeará el importe para ir ahorrando poco a poco, depositando ese extra en tu aplicación . Cada céntimo cuenta, ¿recuerdas?

Goin es una de esas aplicaciones de móvil que te ayudan a gestionar tu dinero. FOTO / GOIN
Foto: Goin

Otros métodos de la app te permiten retener un porcentaje concreto de cada ingreso efectuado en la cuenta, o una cantidad fija a la semana o al mes que quieras dedicar al ahorro. Lo mejor: todo esto es gratis. Ni siquiera te cobran por sacar dinero de la aplicación y transferirlo a tu cuenta.

Probablemente pienses que alguna trampa tiene que tener, alguna comisión, alguna historia que te estamos omitiendo. ¡Pero no! Además de esta vía de ahorro, Goin ofrece un método de inversión mediante crowdlending. Gestionan préstamos a empresas que buscan capital a través de Circulantis, una plataforma online de financiación que representa la alternativa a los bancos tradicionales. Ahí es donde sí cobran comisiones, y debes empezar a invertir con un mínimo de 500 euros. Pero si solo quieres ahorrar, y no invertir, puedes empezar ya.

Como ves, las aplicaciones para gestionar tus finanzas personales y tu dinero son muchas. También en Imantia puedes invertir en fondos desde el móvil. ¿Te he dicho ya que no tienes ni que moverte del sofá? Así que te quedaste sin excusas. Saca tu móvil y empieza a prestar atención a tus finanzas.

También te puede interesar:

Invertir en los fondos Imantia a través de Bizum ya es posible

Lanzamos una aplicación para hacer más fácil la inversión