Aprobado por unanimidad en el Congreso de los Diputados, el sandbox para las fintech en España será una realidad este año. Así, nuestro país seguirá la estela de otros mercados en los que ya se encuentra operativo. Pero… ¿Qué es exactamente un sandbox y cómo puede aplicarse en el terreno de la tecnología relativa a las finanzas? Vamos a explicar en qué consiste exactamente el sandbox fintech y qué ventaja ofrecerá tanto al mercado como a los particulares.

Qué es un sandbox fintech

El concepto sandbox es muy utilizado en el mundo de la tecnología y en el desarrollo de aplicaciones. Como indica su etimología, se trata de una ‘caja de arena’ o un terreno controlado sobre el que llevar a cabo pruebas de forma segura y evitando problemas en el mundo real. Esto es un sandbox. Se trata de un terreno virtual, con usuarios reales, sobre el cual se pueden poner a prueba productos y desarrollos sin que los posibles inconvenientes puedan tener un impacto real en el mercado.

Un sandbox aplicado en el terreno de las fintech puede suponer un paso de gigante en un mercado fuertemente regulado. Gracias a este banco de pruebas, la tecnología aplicada a las finanzas puede desarrollarse de forma significativa.

Qué ventajas aporta el sandbox y por qué resulta tan importante

Como hemos apuntado, los mercados financieros están fuertemente regulados. Los posibles nuevos productos pasan por estrictos controles que, de alguna manera, lastran el desarrollo de nuevas ideas. Precisamente por esto, este entorno de pruebas puede agilizar los procesos de una forma muy significativa y hacerlo de varias formas:

  • Las fintech contarán con un entorno seguro y supervisado sobre el que experimentar nuevos proyectos sin que un mal funcionamiento pueda poner en peligro ni la reputación ni la relación con los clientes de la compañía.
  • Los organismos reguladores podrán conocer de primera mano en qué están trabajando las empresas del sector. Así, podrán ir ganando tiempo en el proceso y trámites de aprobación del producto si finalmente se lanza al mercado.
  • Los usuarios podrán disfrutar de nuevos desarrollos con más frecuencia gracias al dinamismo que facilitará el sandbox.
  • Este sandbox facilitará las pruebas en productos relacionados con nuevas tecnologías como la aplicación de la inteligencia artificial o las criptomonedas.
  • La atracción de talento exterior será otra de las derivadas de la puesta en marcha de esta zona de pruebas. Muchos desarrolladores valorarán el desempeño de su talento en el inminente sandbox fintech español.

Una gran oportunidad de recuperación económica

Los expertos vaticinan que este sandbox será la puerta de entrada de inversores extranjeros, fundamentalmente porque son pocos los países en la Unión Europea que cuentan con un marco de pruebas de estas características. ¿Quién ha mostrado interés, de momento, en tomar parte del sandbox fintech? Se calcula que, por ahora, medio centenar de proyectos han mostrado su interés. De éstos, un 70 % serían españoles y el 30 % restante provendría de otros países de la Unión.

Como hemos apuntado, son pocas las economías nacionales que cuentan con un marco de pruebas para proyectos futuros. De hecho, además del Reino Unido, en Europa apenas Polonia, Dinamarca y Países Bajos cuentan con un sandbox fintech operativo.

Respecto a los sectores de las fintech que han mostrado interés, además de, lógicamente, la banca, los seguros y el trading de mercados se beneficiarán de este marco de pruebas como paso previo al lanzamiento de un producto innovador.

Pero serán las tecnologías block­chain, big data, biometría e inteligencia artificial las que florecerán en este entorno, lo que provocará que el gran ganador a medio plazo será el cliente particular, que verá crecer la oferta de productos novedosos. El sandbox fintech español verá la luz oficialmente a comienzos de 2021.

También te puede interesar:

Más allá de la velocidad: el impacto económico del 5G

El enfoque novedoso de los fondos Imantia Futuro