Ya lo decía Robert Kiyosaki, el autor del famoso libro “Padre Rico, padre pobre”: «Lo más importante no es cuánto ganas, sino cuánto conservas». Por eso, para ayudarte en ese primer paso hacia una economía fuerte, te traigo tres retos de ahorro que te ayudarán a establecer el hábito de ahorrar (y no desesperar en el intento).

Ojo, que te traiga tres retos para ahorrar dinero no significa que tengas que hacer los tres (de hecho es recomendable que te centres sólo en uno).

La idea es que elijas el que mejor se adapte a tus circunstancias y tengas todo en tu mano para ponerlo en marcha.

El reto de ahorro de las 52 semanas

Vamos al lío.

En el primer reto el objetivo es ahorrar 1.378 euros en un año. El desafío es conocido como el reto de las 52 semanas, uno de los más populares en redes sociales.

En este caso, cada semana ahorrarás una cantidad igual al número de la semana del reto en que estés. Es decir, la primera semana ahorras un euro; la segunda semana, 2 euros y así sucesivamente hasta llegar a la semana 52, en la que te tocaría ahorrar 52 euros. Con esto, alcanzarías esos 1.378 euros al cabo de un año. 

Como ves, a medida que avanza el plan de ahorro el esfuerzo aumenta, pero también lo habrá hecho tu hábito de ahorro. Y esto no tiene precio.

Segundo reto para ahorrar dinero, sólo para los más exigentes

El segundo desafío es muy similar, aunque multiplicado por 10.

¡Esto sí que es un auténtico reto!

El objetivo aquí es llegar a los 13.780 euros. Para ello, en vez de ahorrar 1 euro la primera semana, ahorrarías 10. La segunda semana, 20; la tercera, 30 y al llegar a la última semana, 520 euros que te harían llegar a los 13.780 euros. ¡Sólo para los muy ambiciosos!

El reto de los 30 días

El reto de los 30 días es otra variante de los dos anteriores. En este caso está pensado para los que se suelen quedar a medias o aquellos que dudan de si esto es para ellos (espero que este no sea tu caso, porque el ahorro es la base de una buena salud financiera).

La dinámica de este reto de ahorro es exactamente la misma que la de los dos anteriores, aunque en este caso en lugar de ahorrar semanalmente lo harías de forma diaria: 1 euro el primer día; 2 euros el segundo… Así hasta llegar a los 30 días. En este caso acumularías 465 euros.

La ventaja de este planteamiento frente a los dos anteriores es que al establecer un objetivo a más corto plazo las posibilidades de éxito son mucho mayores.

¿Cuál de los tres retos de ahorro encaja más contigo? Elige el tuyo y te animo a que retes a tu pareja, hermano o amigo. Cuando hay un compromiso de por medio es mucho más fácil alcanzar los objetivos.

Además, luego podéis utilizar ese dinero para hacer un viaje o iniciaros en el mundo de la inversión.

retos ahorro Imantia

También te puede interesar:

Ahorra con esta herramienta, al alcance de todos

Querido inversor, el miedo te cuesta dinero