Lo decía el diario económico Cinco Días hace poco más de un año: «Invertir en salud, un valor seguro». Y no le ha faltado razón. Durante 2020 el sector de la salud ha sido clave. Se ha convertido en el eje de nuestras vidas durante los últimos diez meses, algo que también ha influido en el ámbito económico: la medicina ha sido la principal receptora de la inversión pública y privada. Pero, ¿es realmente rentable invertir en salud?

Más allá del coronavirus y de la búsqueda y producción de la anhelada vacuna, este sector también tiene potencial a largo plazo. Investigar enfermedades como el cáncer, desarrollar nuevas tecnologías médicas o construir hospitales son algunas de las necesidades con las que, como sociedad, nos vamos a encontrar durante mucho tiempo.

En Invertia/El Español lo confirman: «El sector contaba ya con ventajas antes de comenzar la pandemia que indicaban un crecimiento a largo plazo. El envejecimiento de la población y el aumento de la clase media en mercados emergentes apuntaban a un gran aumento de la demanda tanto en tratamientos farmacológicos como en suministros médicos».

No sólo lo dicen los medios, también los números. Durante la última década el índice de bolsa especializado en salud, el MSCI World Health Care, ha logrado una rentabilidad anualizada del 13%. En el mismo periodo de tiempo, el MSCI World ha ganado un 8%. Es decir, si hubieras invertido hace 5 años 1000 euros en este sector, hoy tendrías 1.842 euros.

Y hay razones que nos hacen pensar que este comportamiento superior puede continuar. La más obvia, y que ha quedado demostrada este año, es que siempre hay demanda de nuevos productos y servicios médicos. Por otro lado,más allá de ciclos económicos o subidas y bajadas en bolsa, las compañías relacionadas con el mundo de la salud van a continuar teniendo clientes y, dado el aumento de la esperanza de vida, podemos decir que cada vez más.

¿Cómo invertir en salud?

Parece claro que invertir en salud es rentable. Ahora, ¿cómo adentrarse en el mundo de la inversión en salud? Puedes hacerlo de dos maneras, principalmente: comprando directamente acciones de compañías farmacéuticas, biotecnología, etc. o a través de fondos de inversión, que combinan por ti las acciones de las empresas en las que los profesionales de la inversión ven mayor potencial de crecimiento.

Con Imantia puedes hacerlo gracias al fondo de inversión de renta variable Imantia Futuro Healthy. Este fondo invierte en compañías de 4 temáticas relacionadas con el mundo saludable: Medicina, Longevidad, Deporte y Nutrición. El fondo combina más de 75 acciones de estos cuatro grandes grupos.

Algunas de las acciones que puedes encontrar dentro de cada uno de ellos son: En longevidad, las residencias Orpea, o Amplifon, el minorista de audífonos más grande del mundo. Dentro de la temática de medicina, invertimos en farmacéuticas como Grifols o Pfizer hasta Fresenius, especializada en equipos de diálisis. En deporte, compañías como Nike o Adidas. Por último, en la temática de nutrición, Nestlé o Givaudan, compañía suiza que se dedica a la creación de aromas y sabores para el mercado de la alimentación.

Durante 2020 Imantia Futuro Healthy el fondo sumó una rentabilidad del 6,14%. Es decir, si hubieras invertido 1.000 euros, ahora tendrías 1.064 euros. Y desde su lanzamiento en septiembre de 2019, ofrece un rendimiento del 16,29% (datos a 11 de enero de 2021).

¿Tú también crees que el mundo saludable está en auge?¿Por qué no poner a trabajar tu dinero?

Este artículo no constituye una oferta o recomendación para la adquisición o venta, o para realizar cualquier otra transacción. La información contenida en él no debe interpretarse como asesoramiento o consejo y no sustituye a la información legal preceptiva que debes consultar antes de tomar cualquier decisión de inversión. Rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros. La inversión en fondos conlleva riesgos, por lo que, antes de invertir en ellos, debes leer atentamente el Folleto Informativo, disponible tanto en www.cnmv.es como en esta web.

También te puede interesar:

El coste de la contaminación en España: 926 por persona

¿Cómo prepararnos para vivir 100 años?