El tiempo pasa y también lo hacen nuestras prioridades.

Hace 20 años eran pocos los que hablaban de Cambio climático y hoy está muy presente en nuestro día a día.

Usar más el transporte público o eléctrico, reciclar o tratar nuestras aguas son algunos de los criterios éticos que hemos implantado en nuestras vidas para cuidar el planeta.

Y de la misma manera que nos concienciamos con el entorno, lo hacemos también con nuestro dinero. 

La inversión socialmente responsable está de moda

Los partícipes quieren ver crecer sus ahorros aportando un beneficio a la sociedad y en estos últimos años se ha acelerado el interés por los productos más sostenibles.

Según un informe realizado por Spainsif, asociación que promueve la inversión socialmente responsable, la ESG (por sus siglas en inglés: environmental, social and governance) lleva más de diez años creciendo en España. En 2020, los activos nacionales sostenibles aumentaron un 10% con respecto a 2019, y los internacionales casi un 50%.

Para qué te hagas una idea, la inversión ESG alcanza ya los 345.314 millones de euros.

Además, los análisis de Morgan Stanley, MSCI o una encuesta de Natixis apuntan que este tipo de inversión no dejará de crecer a nivel mundial. Esta última revela que el 45% de los encuestados ve importante invertir en compañías con modelos de negocio más sostenibles. Y el 67% estarían más inclinados a invertir en fondos con una mejor huella de carbono.

Tu ahorro puede ser sostenible, responsable y rentable

Invertir en fondos “verdes” es rentable y no es ningún mito. En 2021, casi todos los índices sostenibles obtuvieron mejores resultados que los tradicionales.

El índice MSCI World ESG Leaders logró una rentabilidad de casi el 23%, un 3% por encima del convencional.

Y si el S&P-500 terminó el ejercicio con un 26,9%, su versión ESG lo hizo mucho mejor, con un rendimiento del 29,9%.

Pero no es mera casualidad. Muchos estudios coinciden que estos índices son mucho más resistentes que los tradicionales, sobre todo en momentos de crisis.

La inversión socialmente responsable es una apuesta de futuro y, además, rentable. Por eso tiene aún mucho camino por recorrer. Este tipo de inversión representa un 0,2% dentro del gran océano de activos financieros. Si bien, en unos 30 años podría superar el 60%.

¿Te has unido ya al cambio social o aún sigues rezagado?

También te puede interesar:

¿Qué son los fondos de inversión socialmente responsables y por qué están de moda?

¿Qué significa la inversión socialmente responsable?