La semana comenzó marcada por el acuerdo entre el primer ministro francés, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, para establecer un fondo de recuperación para la Unión Europea con 500.000 millones de euros, tras varias semanas de incertidumbre. Este paquete de ayudas no reembolsables se cargaría al presupuesto europeo, por lo que los países deberían aumentar su aportación, aunque estaría financiado a muy largo plazo.

En Estados Unidos, la Fed no ha dejado de insistir a lo largo de toda la semana en la necesidad de tomar más medidas fiscales para incentivar la recuperación y reducir la incertidumbre, apoyando a los sectores que más han sufrido la crisis. El organismo estima que la velocidad de crucero que la economía llevaba antes de la aparición de la COVID-19 no se volverá a alcanzar hasta finales de 2021 o 2022.

Por otra parte, las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos han dejado nuevos episodios desde el lunes. Así, el país asiático celebra hoy su Asamblea Nacional Popular, que tuvo que ser aplazada en marzo a causa de la pandemia, aunque no hablará de las previsiones del PIB por la incertidumbre que provoca el coronavirus. Mientras, en Estados Unidos no se descarta la aparición de una normativa que permita sacar de la cotización a empresas chinas en los mercados americanos.

Con respecto a las materias primas, la semana deja subidas en el precio del petróleo, en torno al 5% en el Brent y al 7,5% en el caso del barril de West Texas, aunque ha frenado su escalada en las últimas horas. Algo peor lo hace el oro, que pierde un 1% en los últimos siete días.

Renta Variable

La semana ha estado marcada, a falta de datos definitivos, por las rotaciones hacia los sectores más cíclicos, como autos, industriales o materias primas, lo que se ha traducido en una peor evolución de los sectores menos defensivos. En Estados Unidos, el S&P sufrió ayer una caída del 0,78%, aunque acumula un crecimiento del 2,96% desde el pasado viernes. En el caso del Nasdaq, el crecimiento de la semana alcanza el 3%, pero ayer cerró con un -0,97%.

Los mercados asiáticos han estado marcados por el anuncio de China, que pretende aumentar las medidas de seguridad en Hong Kong. Esto ha afectado de forma directa al índice de la región, el Hang Seng, que esta madrugada cerraba con una caída del 5,74%.

En Europa, las bolsas han evolucionado favorablemente al acuerdo de Merkel y Macron y al levantamiento de las restricciones a las posiciones cortas. Así, el Eurostoxx crece en la última semana un 3,58%, mientras que el Ibex-35 también muestra una subida del 2,36%. No obstante, el índice europeo cerró ayer con una caída del 1,26%, por lo que habrá que esperar al cierre de la sesión de hoy, que ha comenzado a la baja.

Renta Fija

Semana tranquila en soberanos, con alternancia entre ampliaciones y estrechamientos en las curvas periféricas y sin muchas novedades.

En el caso del crédito, la semana no ha dejado demasiado volumen, sin actividad en primarios durante la jornada de ayer. Por último, el flujo de entrada en investment grade ha alcanzado datos positivos en lo que llevamos de año, sobre todo en activos a largo plazo.