Invitado especial: Iñigo Doria Elejoste, CEO y cofundador de Arrecife Energy Systems, start-up de energías renovables.

Ya sabes cuándo debes invertir y cuándo ahorrar y qué preguntas debes hacerte antes de ponerte a ello. Pero, ¿en qué productos puedes invertir? En este episodio observamos, con Iñigo Doria, los errores en los que suelen caer quienes invierten por primera vez y, de la mano de Mario Díaz, te contamos varias curiosidades sobre los fondos de inversión.

Transcripción

Podcast Capítulo 4

ELENA Saludos, desde Imantia Capital os habla Elena Hita en el cuarto Viaje al centro de tu bolsillo. Ya estamos mentalizados de la importancia de invertir el ahorro para alcanzar nuestros sueños. Analicemos ahora el producto financiero idóneo para ello: el fondo de inversión. De la mano de Mario Díaz, director de negocio y comunicación de Imantia Capital, y de un joven emprendedor, Iñigo Doria, confundador de una startup de energías renovables, Arrecife Energy System, que nos va a contar sus errores y aciertos durante su experiencia inversora. Bienvenidos a ambos.

IÑIGO Qué hay, buenos días.

MARIO Hola.

ELENA Mario, vamos a empezar por lo más básico. ¿Qué es un fondo de inversión?

MARIO Bueno, una vez que hemos asumido que la planificación de las finanzas es nuestro mejor aliado para poder cumplir nuestros sueños, podemos empezar a plantearnos el paso siguiente. Qué alternativas tengo, cuál de esas alternativas puede convenirme más. Con el dinero que no gastas puedes hacer dos cosas. Lo puedes guardar, lo puedes atesorar físicamente en una cuenta corriente, en un depósito; o puedes invertirlo. Para responder a tu pregunta, la forma más sencilla y apta para todos los bolsillos y para todos los inversores son los fondos de inversión.

MARIO Desde su origen en el siglo XVIII, han venido canalizando de forma colectiva la inversión de personas en busca de un objetivo común: la rentabilidad. Esto nos demuestra aquello de que el todo es más que la suma de las partes. Y desde que en España nacieron los primeros fondos de inversión en los años 50, hemos vivido un crecimiento muy fuerte hasta llegar a los 300.000 millones aproximadamente hoy. Eso para que te hagas una idea, es como aproximadamente dos veces lo que ingresamos al año por turismo, siendo de las industrias más importantes de España.

MARIO Sobre los fondos, pues hay muchos tipos. Los hay en función de su vocación inversora, de lo que buscan, los hay de renta fija, los hay de renta variable, los hay mixtos, que es una combinación de los dos anteriores. Garantizados, cuyo objetivo es no perder, globales; con más flexibilidad, indexados; donde replican algún índice en particular, inmobiliarios, etcétera.

ELENA ¿Y quién hay detrás de un fondo, quién lo dirige?

MARIO Una entidad gestora. Imantia Capital es una entidad gestora donde los partícipes saben que su dinero se gestiona de manera profesional, transparente y en condiciones favorables. ¿Qué quiere decir esto? Que con una pequeña cantidad de dinero, podemos acceder a los grandes mercados en las mejores condiciones, cosa que nos estaría vetado a nivel individual. Además, estos productos tienen como característica principal la liquidez. Tienen liquidez diaria. Cada día puedo disponer de mi dinero si lo necesito.

MARIO Y además la fiscalidad. Están diseñados para que no paguemos por los rendimientos que hemos obtenido hasta que los hagamos líquidos, hasta que los devolvamos otra vez. 

ELENA Eso es una cosa que siempre preocupa, pero también el tema de los costes. ¿Cuánto cuesta al ahorrador un fondo de inversión?

MARIO Claro, nos preocupamos del coste de todas las cosas. En esto tenemos que ser además bastante exigentes. Es muy importante que conozcamos y que nos expliquen de una forma sencilla cuáles son los costes o las comisiones, como las llamamos, que asumimos. Las hay de varios tipos, de gestión, de opositaría, suscripción, etcétera. Pero la más relevante es la comisión de gestión. 

MARIO Si me permites un ejemplo y para ponerlo más claro, por cada 1.000 euros podemos estar soportando al año entre tres y veinte euros de comisión, en función del tipo de fondo en el que estemos.

ELENA Iñigo, tú no empezaste invirtiendo en fondos de inversión, invertías en acciones, pero directamente en Bolsa. Cuéntanos cómo se te ocurre, qué ahorro de dinero tenías para ello y cómo fue tu experiencia.

IÑIGO Yo empecé invirtiendo en acciones principalmente porque mi padre, que le encanta el mundo de la Bolsa y de la inversión pues me invitó a ello. Me explicó un poco qué eran las acciones, y oye que era importante sobre todo invertir en acciones para que el día de mañana el dinero crezca. ¿Cuántas veces hemos oído a los abuelos decir que ellos con 500 pesetas de aquellas hacían un montón de cosas? Y hoy en día, 500 pesetas no sería nada. Luego el dinero con el paso del tiempo por la inflación, va a menos. Entonces mi padre me metió un poco en ese sector, en el mundo de las acciones y bueno, quién no ha visto películas de Wall Street en las que todo el mundo gana un montón de dinero. Pues lógicamente intentas imitar y también hacer lo mismo.

ELENA ¿Y cómo te fue? ¿Ganaste mucho dinero?

IÑIGO No, la verdad es que no. Los inicios son duros, y sobre todo perdiendo dinero. Cuando uno escucha la gente o habla sobre bolsa parece que es muy fácil. Compras a 10 y vendes a 15. Solucionado y has ganado un montón de dinero. Pero en el momento que te pones a operar, te das cuenta de que la realidad es un poquito más diferente.

ELENA Y qué criterios utilizabas para elegir acciones?

IÑIGO Pues a ver, yo lo que he hecho inicialmente era estudiar las condiciones macroeconómicas. Y bueno, intenté aprender, o cuándo había cambios de ciclo económicos, es decir, cuándo la economía iba a ir mal y cuándo posiblemente las acciones iban a ir peor.

ELENA ¿Y tenías un tope de ganancia o de pérdidas para vender?

IÑIGO Nada, no tenía nada. Empiezas y lo que estás pensando es en ganar dinero. Y cuanto más, mejor. Y es más, cuando empiezas a perder dinero, lo que dices, ya subirá, ¿no? Cosa que puede darse o no darse.

ELENA Y para el pequeño inversor a la hora de elegir un fondo de inversión, Mario, ¿qué criterios o por dónde empezar para elegir uno?

MARIO Pues yo creo que lo primero es que tenemos que tener una idea clara de lo que queremos ganar, cuál es el objetivo de rentabilidad que nos hemos marcado. Segundo, también, muy importante, el riesgo que estoy dispuesto a asumir. ¿Qué significa esto? Pues como decíamos antes, que tenemos que estar dispuestos a ganar menos de lo que esperábamos o incluso a perder dinero. Y la tercera parte es el plazo. A qué tiempo estamos esperando obtener esa rentabilidad.

Hay que recordar que rentabilidades y riesgos pasados nos van a dar una pista sobre lo que podemos esperar. Nunca una garantía. Esto siempre hay que destacarlo, pero sí nos van a orientar un poco. Y siempre algo muy importante, hay que tratar de diversificar. Hay que evitar concentrar toda la inversión en el mismo fondo. Si tenemos distintos objetivos podemos tener distintos fondos que cumplan con esas características.

ELENA Iñigo, fuiste aprendiendo y llegó un momento en el que incluso teorizaste y fuiste plasmando esas teorías en un libro. Cuéntanos esa fase.

IÑIGO Bueno, no es un libro que uno pueda adquirir en las librerías, pero sí, lo que hice fue guardando todos aquellos artículos que me parecían interesantes y conclusiones que iba sacando a lo largo del tiempo, ¿no? Con lo cual, he ido guardando poco a poco y a lo largo de 12 años, y bueno, pues sí tengo un libro con un montón de ideas.

ELENA ¿Puedes compartir con nosotros alguna? Que nos puedan a lo mejor servir.

IÑIGO Pero cuando empiezas a invertir, te das cuenta de que no es tan fácil. Una vez que compras unas acciones tienes unas comisiones y empiezas ya perdiendo dinero, ¿no? Pero aprendes, he aprendido muchas cosas. He aprendido que no hay que invertir en acciones de moda, y es muy fácil acabar invirtiendo en valores que todo el mundo habla y que se inflan y luego caen de golpe.

IÑIGO También aprender a perder dinero, que no es sencillo. Ganar es fantástico, pero cuando empiezas a perder dinero es un peso y hay que aguantarlo, ¿no? 

IÑIGO Y también, una cosa de la que no se habla mucho es la psicología. Cuando uno invierte, el miedo a perder incluso cuando están cayendo las acciones, el encontrar el momento adecuado o saber cuándo comprar, el miedo que te entra a decir ‘bajará más o no bajará más’, eso te impide trabajar o llevar a cabo las inversiones. Con lo cual, pues un profesional va a evitar que pierdas dinero.

ELENA Mario, hablando de miedos, a los pequeños ahorradores, una de las cosas que les preocupa mucho es ¿qué pasa si quiebra la gestora?

MARIO La garantía, respecto a las gestoras, es total y se establece a dos niveles. La primera, porque toda gestora está regulada y supervisada de forma continua por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que se encarga de que se cumplan ciertos estándares de calidad. Y además, la más importante, en caso de esa supuesta quiebra que comentas, la propiedad del dinero no es de la gestora. Ese dinero, esos títulos, se encuentran depositados en una entidad tercera a la cual la gestora no tiene acceso y nunca formaría parte de una masa de una quiebra. Con lo cual, está totalmente garantizado.

ELENA Iñigo, y vamos avanzado en tu experiencia, te has profesionalizado. Eres cofundador de una startup de energías renovables, Arrecife Energy System. Cuéntanos cómo has llegado aquí.

IÑIGO Pues, bueno, también gracias a mi padre que es un inventor y desarrolló un sistema para captar energía de las olas, y yo junto con un compañero intentamos sacar adelante el proyecto, buscando financiación, yendo a competiciones de startups, buscando inversores. Hemos estado luchando a lo largo de tres años para sacar el proyecto adelante y parece que va todo bien. Esperamos que este año tengamos un convertidor de energía de las olas puesto en el Cantábrico.

ELENA Mario, por lo que nos ha transmitido Iñigo, parece que cuando uno se mete en cuestiones dinero, es mejor ir de la mano de un experto.

MARIO Sí, contar con la ayuda de un profesional siempre es importante. Y en este caso, como hemos dicho, los fondos de inversión son un vehículo especialmente diseñado para facilitar la inversión de las personas. Sabemos que cuenta con muchas ventajas, pero es muy importante que antes de entrar en uno de ellos, tengamos claro lo que esperamos obtener, a qué plazos los queremos obtener y contar de forma clara cuáles son los riesgos que somos capaces de asumir, con mucha claridad. Y tener también muy claros cuáles son los costes que pueden implicar.

ELENA Pues se nos acabó el tiempo. Iñigo, muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia inversora y suerte en tu nuevo proyecto.

IÑIGO Muchísimas gracias a vosotros por invitarme.

ELENA Mario, nos vemos en el siguiente capítulo en un viaje hacia inversiones saludables.

MARIO Gracias, Elena.