¿Sabrías decir que es el trading? Para la mayoría es un término conocido, pero difícil de definir. La realidad es que el trato que generalmente se tiene con el trading se reduce a verlos en películas sobre financieros de Wall Street. Y sí, tiene que ver, obviamente, pero es algo mucho más cercano al ciudadano de a pie de lo que parece.

El trading se puede definir como la acción de la negociación en los mercados financieros con el objetivo de obtener rentabilidad, con la singularidad de que son inversiones a corto plazo. Básicamente lo que se hace es comprar y vender divisas, acciones o futuros en mercados financieros. Sin embargo, se diferencia de una inversión porque el objetivo final es sacar provecho tan pronto como sea posible.

Existen varios tipos de trading que en función del trader -la persona que realiza la actividad- encajarán mejor o peor. El primero de los tipos es scalping y es la compra-venta de acciones o divisas a corto plazo, las operaciones se llevan a cabo en cuestión de minutos. Esta técnica consiste en sacar provecho de los pequeños cambios que hay en bolsa. En segundo lugar encontramos el daytrading, también se basa en abrir y cerrar operaciones durante 24 horas realizando un análisis constante de los mercados.

Por otro lado encontramos el swing trading, una actividad a medio plazo. Con esta estrategia, los traders retienen los activos que compraron por un par de semanas para aprovechar un impulso del mercado.  Y, por último, el position trading que es la estrategia que se realiza a largo plazo. Los traders mantienen sus posiciones abiertas por meses, pero anticipando si las tendencias actuales van a continuar por más tiempo. 

Empezar por el principio

Conocer este tipo de inversiones nos sirven para comprender cómo funcionan los mercados financieros y sus distintos agentes. Las bolsas, nacionales e internacionales, son mundos complejos e interesantísimos donde intervienen muchos personajes.

Lanzarse al trading de manera independiente puede llevar a correr riesgos innecesarios y acabar con más pérdidas que ganancias. Si quieres iniciarte en el mundo de las inversiones deberías informarte bien, pero sobre todo contratar los servicios de traders especializados y gestoras que puedan invertir tu dinero de forma más profesional. 

Una experiencia real

Para conocer de primera mano la experiencia de un trader puedes leer la experiencia de Uxío Fraga. Fraga es un ingeniero gallego que hace algunos años decidió optimizar sus ahorros. Es autor de NovatosTradingClub.com, donde facilita información que a él le hubiera gustado conocer y ofrece cursos para ayudar a aquellos que quieren iniciarse. Hablamos con él para conocer su experiencia y cómo consiguió convertirse en un trader profesional:

¿Cómo descubrió el ‘trading’ ¿Qué le motivó a iniciarse en esta actividad? 

Descubrí el trading leyendo Padre rico, padre pobre de Kiyosaki como un posible camino hacia la independencia financiera.

¿Qué fue lo más difícil en los primeros meses?

Encontrar información de calidad. Casi exclusivamente tuve que formarme leyendo los pocos libros, y aún menos sitios webs, americanos que había sobre el tema.

¿Qué errores cometió usted cuando no tenía tanta experiencia?

Los cometí todos. Cometí todos los errores que salen en los libros de trading, y hasta los que salen en los chistes de traders. Creo que no me dejé ninguno por el camino. Diría que mi principal error fue pensar que necesitaba una alta sofisticación técnica para poder ser rentable en los mercados financieros. En realidad, lo que debería haber hecho es centrarme más en aprender un método de trading a fondo y no desviarme de él durante muchos meses, hasta dominarlo por completo. Aquí, haber encontrado un mentor habría sido vital.

¿Qué otros errores comunes ha notado en principiantes?

El más importante: que tu prioridad sea ganar dinero por encima de aprender a hacer trading. Casi todos los demás errores se derivan de éste.

Pero también tener expectativas irreales sobre el trading (pretender ganar más de lo razonable en menos tiempo del razonable); lanzarse a operar sin una buena formación previa; evaluar la validez de una operativa basándose en muy pocos resultados (menos de 40); infravalorar la importancia de la gestión de capital; no implantar un sistema de mejora continua desde el minuto cero; y no entender que estudiar y operar en simulado no te hace avanzar, sino simplemente te llevan a la casilla de salida.

¿Qué le diría a alguien que tiene dudas de si meterse o no a este mundo?

Si te vas a meter, tienes que meterte bien; en condiciones: prepárate, fórmate. Fórmate bien de verdad. Ve a tiro fijo con tu entrenamiento. No pierdas el tiempo dando tumbos por tu cuenta. Serán años tirados. Y seguramente miles de euros tirados también.

Si tuviera que elegir tres reglas que un trader jamás debería de romper, ¿cuáles serían?

1.- En caso de duda, sal de la operación.

2.- El stop loss jamás se puede alejar del precio actual.

3.- No te pongas a operar sin la seguridad absoluta de que lo estás haciendo con un método de trading ganador.

¿Nos podría recomendar algún libro, podcast o artículo (o cualquier material) que a usted le haya ayudado cuando empezaba?

Un libro: Sell & sell short de Alexander Elder. Fabuloso.

La experiencia de Fraga nos lleva a una conclusión: ser trader no es ser el lobo de Wall Street. No hay vías rápidas para ganar dinero, pero sí hay vías rápidas para perderlo si no te dejas aconsejar por los que saben. Te recomendamos que le eches un vistazo al trabajo de nuestros gestores.