Los fondos temáticos se han convertido en una alternativa muy a tener en cuenta a la hora de invertir tu dinero. A través de ellos, puedes obtener rentabilidad mientras apoyas el crecimiento de sectores tan importantes para nuestra sociedad como la salud.

Tecnología, salud, medioambiente, ciencia… Son algunos de los sectores que marcarán, en gran medida, el futuro de la sociedad en todo el mundo. Su crecimiento en los últimos años ha sido realmente rápido. Los acontecimientos de los últimos meses hacen pensar que seguirán creciendo si queremos conservar y mejorar nuestra calidad de vida en las próximas décadas.

Invertir en fondos es una forma de apoyar a alguno de estos sectores a la vez que obtienes una rentabilidad por tu dinero. Así, estos fondos -son todos de renta variable- suelen estar centrados en sectores relacionados con una megatendencia, invirtiendo en compañías con un alto potencial de crecimiento.

El término megatendencia responde a la dirección que una gran parte de la sociedad elige que quiere tomar en el futuro. La forma de consumir, de desplazarnos o de relacionarnos con nuestro entorno son solo algunos de los parámetros que las marcan. Además, estas megatendencias se mantienen en el medio y largo plazo, por lo que evolucionan de forma más independiente a los ciclos económicos. Según un informe de Bank of America Merryl Lynch, las tendencias que marcarán las próximas décadas tienen que ver con la demografía, el cambio climático, la tecnología o la Inteligencia Artificial.

Como en cualquier fondo de inversión “normal”, los fondos temáticos cuentan con diferentes niveles de riesgo en función de las tendencias en las que invierten, y también responden a diferentes perfiles de inversor. Así, los fondos que buscan una mayor rentabilidad suelen invertir en temáticas con un riesgo más elevado. Mientras tanto, los que buscan reducir este riesgo invierten en temáticas con menor crecimiento y mayor estabilidad, como las infraestructuras. Por ello, antes de depositar tu dinero en uno de estos fondos, deberías preguntarte a qué grupo de inversor perteneces y tu horizonte temporal.

Y, aunque apostar por el crecimiento de una tendencia concreta puede ser más arriesgado que dividir tu inversión en varias, los fondos temáticos no ponen todos los huevos en una misma cesta. Dentro de cada temática se pueden encontrar empresas de diferentes sectores, con un mismo hilo conductor como telón de fondo. 

Además de empresas cotizadas, los fondos de inversión temáticos también invierten en ETFs, o fondos de inversión cotizados, relacionados con la tendencia que abarcan. De esta forma pueden diversificar sus activos, reduciendo el riesgo y los costes operativos -que repercuten de forma directa en la rentabilidad de sus clientes- de manera considerable.

Crear futuro invirtiendo en salud

Que cada vez vivimos más y queremos hacerlo mejor es un hecho evidente en la actualidad. La salud abarca una larga lista de hábitos y sectores muy diferentes que nos afectan en todas las etapas de la vida. Cada vez somos más conscientes de la importancia de hacer deporte, cuidar la alimentación, poder tener una jubilación agradable… o, ahora más que nunca, de poder contar con medicinas y material sanitario en caso de enfermedad.

Prueba de su importancia y del creciente interés de todos en esta temática es la rápida recuperación de las cotizaciones de las empresas dedicadas a ella tras la caída bursátil en marzo. Antes de la pandemia, los resultados también mostraban una tendencia muy positiva. Los datos de rentabilidad los fondos temáticos especializados en salud o biotecnología en la última década dejan revalorizaciones muy por encima de la renta variable.

Atendiendo a todos estos aspectos, dentro de la Gama Futuro de Imantia contamos con el fondo Imantia Futuro Healthy, que obtuvo una rentabilidad del 7% en 2019. A pesar de la crisis de los últimos meses, cerró el mes de mayo con una rentabilidad positiva YTD del 1,49%, muy por encima de sus índices de referencia, como el S&P500, que pierde un 5,21%, o el Stoxx600, con un -14,72% desde el pasado 31 de diciembre.

A través del fondo, tú también puedes aportar tu granito de arena para avances en materias como nutrición, deporte, medicina y longevidad. Todo ello, mientras obtienes una rentabilidad por tu dinero que podrás disfrutar en un futuro mejor para toda la sociedad.