El COVID-19 deja un paro histórico en España. La cifra de desempleados ya roza los 3,5 millones, y son 900.000 las personas que ya no están afiliadas a la Seguridad Social. Se tratan de unos números excepcionales para una situación que deja el peor dato de la serie estadística. En este corto período de tiempo se ha llegado a niveles de afiliación del cierre de 2018.

Amanecemos con resaca del dato demoledor de peticiones de desempleo semanales en EE. UU. Superó todas las previsiones y se disparó hasta los 6,6 millones en una semana, unas cifras sin precedentes. Hoy esperamos el informe oficial de empleo en EE. UU. y si se cumple lo que prevén los analistas, se hablaría de unos 100.000 trabajos destruidos y una tasa de paro que podría ir desde el 3,5% al 3,8%.

Pero el toque más positivo lo ponen Italia y España que empiezan a estabilizarse en cuanto a nuevos contagiados. Por su parte, Reino Unido y Estados Unidos no replican estos datos esperanzadores y viven sus peores horas.

Renta Variable

Continúa cayendo la volatilidad en Europa y EE. UU. (50 y 50,9, respectivamente). Esto se vio traducido en la bolsa americana que después de toda una sesión en negativo hizo un rally de última hora y cerró en positivo. El Dow Jones llegó a los 2,24% y el S&P500 finalizó en 2,28%. Destaca el comportamiento de sectores como utilities, consumo estable, financieras, salud y energía que subió un 9%. La causa fue que el petróleo rebotó con fuerza esta madrugada tras el acercamiento entre Rusia y Arabia Saudí, que determinaba un recorte de la producción ante la falta de almacenaje por la fuerte demanda. Algo peor lo hicieron consumo discrecional y Real Estate.

Por su parte, el Eurostoxx subía un 0,3% y el Ibex-35 protagonizó una ligera caída del -0,10%. La sesión de ayer fue característica por movimientos muy sectoriales tanto en Europa como en España, que destacan por el buen comportamiento de energía, seguida de mineras y telecomunicaciones. Los peores: tecnología y turismo.

Renta Fija

Jornada de menos a más. Con el dato del petróleo todos los segmentos de la renta fija se fueron estabilizando y la periferia acababa plana. Mientras tanto el mercado de crédito, aunque tuvo ligeras ampliaciones, lo hizo mejor en relativo que los índices.

Pese al tono positivo de estos últimos días, estamos a la espera de revisiones de rating para diferentes compañías. Los sectores cíclicos serán los más castigados.