Después de un año tan complicado, toca agarrarse a la ilusión por la Lotería de Navidad. A falta de unos días, ya estamos impacientes por saber si vamos a ser los afortunados en recibir El Gordo o algún segundo, tercer o cuarto premio. Aunque la celebración en 2020 no vaya a ser igual a otros años, será un momento de alegría tras estos meses difíciles. Eso sí, después toca pensar qué se va a hacer con tanto dinero. Puedes ponerlo en una cuenta de ahorro, en un producto de inversión o usarlo en emergencias. De las últimas nunca estamos exentos.

De lo que tampoco estamos exentos en la Lotería de Navidad es de la Agencia Tributaria. Hacienda no se queda con la mejor parte, pero sí con un buen porcentaje. Y es que, desde el 1 de enero de 2020, tienes que pagar un 20% de lo que te lleves siempre y cuando sea igual o superior a 40.000 euros. Eso sí, la situación ha mejorado desde 2018 donde la cuantía a gravar era de 10.000 euros y en 2019 de 20.000.

Si tu número ha sido premiado con 400.000 euros (al décimo), solo tributarás por 360.000 y se gravará el 20%. Por lo tanto, recibirás 328.000 euros y Hacienda, 72.000. Te harán los ojos chiribitas, pero no olvides planificarte y gestionar ese dinero lo mejor posible.  

¿Cómo puedes declarar el premio?

Hace 8 años si ganabas algún premio no tenías obligación directa de tributar a Hacienda en ese momento. La sorpresa fiscal llegaba al año siguiente con el Impuesto de Patrimonio e IRPF por todas las ganancias que generabas con ese monto.

Actualmente, cuando vas a cobrar el premio de la Lotería, la AEAT se queda automáticamente con su parte del dinero y asegura el pago de impuestos por parte del premiado. Es decir, ya llega a tu cuenta con todas las restricciones practicadas -como ocurre con la nómina-. Eso sí, es importante que informes en la próxima declaración de la renta que has sido agraciado con un premio.  

En el caso de decidir reinvertir tu premio, los rendimientos de esta inversión tributarán a Hacienda en forma de intereses bancarios o a través del impuesto de patrimonio.  

¿Dónde tienes que indicarlo?

Los premios de la Lotería de Navidad se incluyen en la décima página de la renta, en el apartado “Ganancias y pérdidas patrimoniales no derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales”, y de forma más concisa en “Premios obtenidos por la participación en juegos, rifas o combinaciones aleatorias sin fines publicitarios”.

Para empezar, tendrás que rellenar la casilla 266 dónde pondrás los premios en metálico. Además, en la casilla 268 y 269 tendrás que indicar la retención del 20%. Además, si te tocasen 10.000 euros, aunque Montero no te retenga el 20%, estás obligado a rellenar el modelo 136.

Sin embargo, si eres contribuyente pero no resides en España, te toca rellenar el modelo 230 para aplicar las retenciones.

Y si has decidido compartir tu décimo con algún compañero de trabajo o familiar, tendrás que hacer lo mismo. Es importante que acudas con esa persona y con el décimo al banco para que la entidad os identifique y certifique el porcentaje de cada uno.  

Con toda la información necesaria… solo queda cruzar los dedos y esperar a que toque. ¡Suerte!