La vida es una montaña rusa, con picos y valles, pero lo importante es no bajarse de ella. Nadie tiene un camino perfecto. Si nos rendimos con el primer obstáculo, jamás llegaremos a cumplir nuestros sueños.  Pero estaremos más cerca si seguimos estos consejos.

A veces necesitamos recordar por qué hacemos lo que hacemos. Todo depende de la actitud frente a la adversidad. No todo sale a la primera. Recuerda estas cuatro pistas para no perder la motivación en momentos de crisis existencial.

Recuerda tu meta

No olvides la razón por la que empezaste este viaje. Si te has propuesto hacer dieta para el próximo evento, no te comas las magdalenas mientras trabajas. Te va a costar decir que no pero no es necesaria. Te vas a arrepentir más por haberte comido el postre que por comer palitos de zanahoria.

Crea un plan de acción realista

Marca tareas pequeñas que puedas ir realizando en tu día a día para conseguir alcanzar una meta más grande. Ir tachando actividades de tu lista también te ayudará a continuar. Verás todo lo que has cumplido y cómo cada vez te falta menos para terminar. 

Rodéate de personas que te motiven

Es normal que cuando aparezca un obstáculo quieras dejarlo todo, pero no lo hagas. Cuando estés en este punto, busca ayuda en tus familiares, amigos o en un profesional. Estas personas te pueden ayudar a inspirarte con consejos y palabras inspiradoras. 

Celebra cada victoria

Date premios y descansos breves cuando logres algo para no saturarte. Es imprescindible hacer de este camino algo divertido para terminarlo. Escucha música mientras trabajas o come chocolate cuando consigas completar una tarea.

Lo peor que puedes hacer es creer en la suerte, la magia o en que los hechizos de Harry Potter van a funcionar para conseguir tu objetivo sin mover un dedo.

Al conseguir tu objetivo no solo sientes la satisfacción de haberlo logrado, sino que te conoces mejor a ti mismo y descubres de qué eres capaz. Reflexiona sobre el proceso, las lecciones aprendidas y los sacrificios superados para conseguir tu propósito. Te puede servir para marcarte metas más ambiciosas.