Alejandra Ansón decidió aventurarse a seguir la pasión que siente por la gastronomía. Desde muy pequeña ella desarrolló una admiración por la cocina y todo lo que esto conlleva. Hasta el punto de tener ahora una consultora que trabaja con restaurantes creando, optimizando y generando negocio para ellos.

Transcripción

Soy Alejandra Ansón, socia fundadora de Ansón y Bonet, que es una consultora de restaurantes y proyectos gastronómicos. La gastronomía siempre ha sido mi gran pasión. Vengo de familia de locos de la gastronomía y ha sido una cosa importante en mi casa.

Yo creo que a nivel laboral, lo primero es pasión o ser apasionada. Yo no he tenido miedo a lanzarme a lo que me gustaba. Es una grandísima suerte poder levantarte por la mañana y decir esto es lo que me gusta hacer. Soy muy perfeccionista, me gusta llegar al detalle de las cosas. Y, a nivel personal, soy alegre y vivo con buen humor.

El dinero no da la felicidad, pero te ayuda a comer y beber fenomenal, y a vivir tranquilo. A mí me preocupa el futuro general, que hay una pérdida de valores total. Ahora mismo es mucho más importante parecer que ser, yo eso lo llevo mal.

En cuanto a mi futuro, planificar que era lo que yo no tenía tan claro, en los últimos años, me he dado cuenta que es lo más importante que puedes hacer en una empresa, y dedicarle mucho tiempo.

Invirtiendo en nuestro caso sería en talento.

Para mí crear un futuro de verdad es que, haciendo lo que hacemos, la gente sea más consciente de la alimentación. Y eso permita que estemos más sanos y que, por supuesto, todo el mundo tenga acceso a una comida sana y saludable.