Estabas tan tranquilo en la hamaca de la playa mientras soñabas que no volvías a tener responsabilidades laborales y repetías en bucle aquello de: eat, sleep, relax, repeat.

De repente suena “paaam”.

Es el golpe que te acaba de dar la realidad. Aún queda mucho para que llegues a la jubilación y, sobre todo, para alcanzar ese estado de libertad absoluta.

Pero el tiempo vuela y cuando menos te lo esperes estarás cumpliendo los sueños que has dejado rezagados durante tu etapa profesional.

Para lograr esos objetivos, tienes que ponerte en marcha desde el momento que empiezas a trabajar y organizar tus ahorros para no tener preocupaciones en el largo plazo. Y lo más importante: saber cuánto dinero debes ahorrar para jubilarte teniendo en cuenta la pensión.

¿De qué manera?

Existen diferentes caminos, pero hoy te voy a contar la regla del 4% para tu jubilación. Una fórmula popularizada por un estudio de la Universidad de Trinity en 1998.

¿Cuánto dinero necesitas para la jubilación?

Para empezar, debes tener claro qué tipo de jubilación quieres. Si estás pensando en algo más tranquilo o en un retiro mucho más ocioso: viajes, comidas, cenas, compras…

En función de esto último tendrás que ahorrar previamente más o menos. No quiero quedarme sin amigos (o bueno, lectores) pero te recuerdo que, en 2060, la pensión media que cobraremos será de 607 euros.

Un futuro nada prometedor.

Y te pregunto… ¿Sacarías adelante el mes (casa, comida, ocio y algún que otro capricho) con esos 600 euros?

Creo que no. Por eso es importante que empieces a calcular el dinero que debes destinar a la jubilación (ya sea a través de la inversión o del ahorro).

Para ello, la regla del 4% es un método clave.

¿Para qué sirve la regla del 4% en tu jubilación?

Se trata de una fórmula que te ayudará a planificar tu dinero. Es decir, te dirá qué cantidad puedes gastar tras jubilarte para no quedarte con la cuenta en números rojos.

En otras palabras. Para que duermas bien y sepas a qué planes puedes apuntarte y a cuáles no, la regla del 4% te indica que, cuando llegue la jubilación, solo deberías retirar el 4% de tus ahorros o inversiones sin miedo a que tu dinero se acabe.  

Eso sí, es importante que el resto del dinero no lo toques. Puedes mantenerlo en tu cuenta corriente (cuidado con la inflación, afecta y mucho a tu bolsillo) o en tus productos de inversión (fondos de inversión, planes de pensiones…).

En cualquier caso, la rentabilidad de estos últimos no dependerá de ti sino de lo que pase en el mercado.

Uso práctico de la regla

Cuando llegues a la jubilación vas a tener las mismas necesidades que ahora. O más, que tendrás mucho tiempo libre y querrás apuntarte a todo.

Así que lo primero que tienes que hacer es un cálculo orientativo de un año completo de gastos en la actualidad. Esto te va a servir para dos cosas.

Por un lado, podrás saber si ahora gastas más de lo que deberías y hay algo que puedes eliminar para mejorar tu salud financiera. Y por otro, conocer el dinero que necesitarás para el momento de tu jubilación.

Una vez que tengas el dato de tus gastos en un año, multiplícalo por 25 (los años aproximados que vas a vivir después de jubilarte).

Con esa cantidad y retirando únicamente el 4% cada año, podrás vivir holgada y tranquilamente sin ningún tipo de preocupación económica y con todos los gastos cubiertos.

Te pongo un ejemplo para que lo entiendas mejor.

Según el INE, el gasto medio de una persona en 2020 fue de 18.600 euros. Parece mucho, pero si empiezas a sumar lo que se va de un lado y de otro… te sorprenderías.

Con este dato ya podemos hacer las cuentas:

18.500 euros x 25 años = 462.500 euros. Esta es la cantidad que deberías tener ahorrada en el momento de tu jubilación.

De ahí solo podrías utilizar un 4% cada año para no perder tu fuente de finanzas. El resto tendrás que dejarlo en tu cuenta o mucho mejor… en tus productos de inversión sacándoles rentabilidad.

Empezar a pensar ya en el futuro será clave para ti y los tuyos.

También te puede interesar:

Cómo ahorrar 10.000 euros sin morir en el intento

Claves para jubilarse antes de los 50

Guía para aprender a usar tu dinero