Pasas la tarjeta, pagas con el móvil, sacas efectivo y a final de mes te sorprendes porque no hay dinero. Normal, si no llevas un registro de cómo se realizan las deducciones a tu cuenta. Al no saber en qué estás gastando puedes caer en el autoengaño y creer que no estás consumiendo tanto como realmente haces. Para evitar esto, lo mejor es que empieces a realizar un presupuesto. ¡No pongas esa cara de susto! Esta no es una tarea exclusiva para contables. Toda persona que tenga papel y lápiz lo puede hacer, ¡no tienes excusa! 

Puedes empezar creando una tabla de Excel sencilla en la que pongas el lugar en el que gastaste, la fecha y la cantidad. A final de mes junta por categoría -ocio, supermercado, transporte, agua, luz…- tus gastos para poder ver en qué se te va el dinero. Esta práctica hará que puedas ver fácilmente si puedes recortar un gasto. Por ejemplo si debes comer más en casa, salir menos de fiesta e irte más en metro.

Con esta técnica podrás saber si este mes fuiste mucho en Uber al centro o si pasaste todo el fin de semana subido en un patinete. Puedes encontrar alternativas más baratas a estas actividades haciendo planes en casa, cenas con tus amigos donde cada uno traiga algo y cocináis juntos, día de Netflix o dar un paseo por el Retiro. ¡Bendito presupuesto!

Ahorro y diversión

Este sistema no solo te ayuda a ordenar tus gastos, sino también tu vida, ya que ahora tendrás más control sobre ella. Una manera en la que puedes organizarte es: tomar tu sueldo neto, restar tu alquiler, gastos de hogar, el móvil y el abono del metro. Luego, con lo que queda, calcula cuánto se te va en la compra -cantidad que ya sabrías si hubieras creado un presupuesto hace tiempo-. Si todavía no lo sabes, estima después de hacer la próxima compra mensual. Con lo que queda, separa un poco para ahorrar y el resto lo puedes usar para actividades de ocio.

Según el ‘Informe del consumo de alimentación en España’ realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el gasto de los españoles en alimentación ascendió en el 2019 a 105.465,20 millones de euros, lo que supone un 2,3% más respecto al año anterior. Dle total, más del 34% corresponde a consumo fuera del hogar, es decir, los españoles gastamos 35.962,07 millones de euros a comer y beber fuera. Y, si después de todo esto, sigues pensando que sentarte a escribir tus gastos no es lo tuyo, no te preocupe. Hay aplicaciones que lo hacen por ti...