La sordera -o hipoacusia- es una deficiencia auditiva motivada por múltiples causas. Se estima que afecta a 466 millones de personas en todo el mundo (un 5% de la población). Esto podría considerarse un trastorno global que afecta a la calidad de vida de la población de todos los países del mundo. Por ello, es importante invertir en salud auditiva para vivir mejor.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 900 millones de personas estarán afectadas por la pérdida de audición en el año 2050. Además, 1.100 millones de jóvenes entre 12 y 35 años de edad corren el riesgo de sufrir sordera por su exposición al ruido en actividades de ocio como discotecas, el uso prolongado de auriculares a un volumen alto… En España, las cifras no dejan de ser abultadas. Según la Asociación Nacional de Audioprotesistas (ANA), más de 3 millones de personas padecen pérdidas auditivas en el país.

Pero las cifras más preocupantes se encuentran en los tratamientos. La ANA calcula que, pese a que el 80% de los casos pueden resolverse de forma satisfactoria con audífonos, el 70% de los afectados se niegan a utilizarlo. ¿Las causas? Miedo al rechazo social o por motivos de estética.

En este contexto, el mercado necesita la presencia de empresas que no paren de desarrollar nuevas soluciones auditivas. Para ello deberían aplicar lo último en tecnología para ayudar a mitigar los efectos de la hipoacusia en todo el mundo. Y, en esto, Amplifon SpA es una empresa puntera.

Una compañía a la vanguardia con 70 años de experiencia

Amplifon fue fundada en 1950 en Milán por Algernon Charles Holland. Este exoficial británico quiso apoyar a los italianos que sufrieron pérdidas auditivas durante la Segunda Guerra Mundial. Un par de décadas más tarde, la compañía ya era líder del mercado italiano. Así, en 1996 lanza los primeros audífonos digitales en Italia, consiguiendo un crecimiento exponencial. Tras ello, una política de expansión a nivel mundial llevó a Amplifon a la adquisición de la española GAES en el año 2018, en una operación de 528 millones de euros.

Hoy en día, la firma es líder mundial en el mercado de los audífonos. Sin embargo, no han perdido su espíritu de innovación y revolución constante. Entre sus últimos lanzamientos, destaca la gama de audífonos RIC, casi invisibles dentro del oído debido a su reducido tamaño. Pero lo verdaderamente revolucionario es la incorporación de la tecnología Bluetooth en los dispositivos, permitiendo así la conexión a la televisión o al teléfono móvil para mejorar la experiencia auditiva.

Todo ello sin descuidar el apartado económico. En 2019, la compañía obtuvo un beneficio neto de 132,7 millones de euros, un 23,9% más que en 2018. Además, su facturación creció un 27,1%, alcanzando los 1.732 millones de euros. Amplifon cotiza en la Bolsa de Milán y, a pesar de la crisis del coronavirus, su valor no se ha resentido durante 2020. Durante los últimos cinco años, su cotización ha crecido más de un 288%, demostrando su buen trabajo y el valor de invertir en salud auditiva para vivir mejor en el futuro.

Imantia Futuro Healthy invierte en Amplifon SpA. De esta forma, apoyamos la innovación y el desarrollo de tecnologías tan importantes para la salud como audífonos que consigan mitigar los efectos de la sordera mientras obtenemos rentabilidad. El fondo presenta una beneficio YTD del 9,80% y un 2,44% desde su lanzamiento (datos a 9/09). Y tú también puedes hacerlo. Tan solo necesitas cinco minutos de tu tiempo.