Hace cinco meses lanzamos nuestra nueva marca Imantia y con ella, la gama de fondos Futuro. Ayer celebramos nuestro primer #ImantiaTalks. En este desayuno aprovechamos para dar las gracias a todos los periodistas y amigos que nos han acompañado en estos primeros meses de vida, aportando su visión sobre el papel del dinero y la importancia que tiene ahorrar para alcanzar metas.

Gonzalo Rodríguez, CEO de Imantia Capital, explicó que el objetivo de la gestora con este cambio de marca y el lanzamiento de estos productos es “llegar a un público más joven, comprendido entre los 25 y 45 años, que no hayan invertido nunca”.  Afirmó que “los 40 años de experiencia que avalan a Imantia, junto con la tecnología y el Big Data que apoyan la gestión de los fondos Futuro, ayudará a llegar a ellos”. Además, nuestro CEO añadió que desde un primer momento “no buscábamos el fondo que pagase más, sino el que proteja cuando el mercado cae y luego pague más”

Una forma diferente de invertir

Por su parte, Mario Díaz, Director de Negocio y Comunicación de la gestora, explicó el enfoque diferencial de Imantia en el lanzamiento de estos dos productos que prometen ser disruptivos en el mercado. Así, contaba la dificultad de encontrar una compañía que quiera cambiar “y ésta lo ha hecho”, transformando fondos tradicionales en productos de inversión innovadores. Y es que, Imantia busca “crear futuro de verdad” invirtiendo en temáticas que apoyen los cambios y avances sociales. Queremos formar parte de un mundo tecnológico, rápido y cambiante, pero que también se preocupa de las personas y de solucionar sus problemas reales.

Mario explicó que Imantia Futuro se centra en temáticas totalmente innovadoras: inteligencia artificial, 5G, comercio online, sostenibilidad etc. Mientras tanto, Imantia Futuro Healthy invierte en compañías que promueven un estilo de vida saludable y facilitan la mejora de la calidad de vida. En este caso, Díaz se centró en la compañía Grifols. “Es el claro ejemplo de que una empresa puede generar rentabilidad financiera para sus accionistas y un beneficio para la sociedad”. 

Finalmente, Cristina Zabaleta, responsable del departamento de Comunicación, explicó cómo ha sido el proceso de transformación de Imantia: cambio de imagen, 100% digitales y “fáciles y accesibles a quienes no han invertido nunca”.  Comentaba el objetivo de ser menos exigentes con este público y poner una suscripción inicial de 500 euros. Posteriormente, se podrá seguir aportando de 100 en 100, de 1.000 en 1.000… El límite lo pone el propio inversor.

Sin duda, se trata de un proyecto enriquecedor del que seguiremos aprendiendo a lo largo del camino.