Cada año se diagnostican 1,4 millones de casos nuevos de cáncer de mama en todo el mundo. En España, más de 26.000 y representa el 30% de los tumores en mujeres en nuestro país.

Tipos de cáncer de mama

Cuando hablamos de cáncer de mama solemos pensar en una única enfermedad. Sin embargo, existen diferentes tipos, que requieren de tratamientos diferentes. La manera más común de clasificarlos responde a tres proteínas que se encuentran en la superficie de las células y que suelen desencadenarlo:

  • Tumores con receptores hormonales. Captan las hormonas femeninas existentes en la sangre, los estrógenos, sobre todo, y estimulan el crecimiento de las células tumorales. Aproximadamente entre un 60-70% de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama tienen receptores hormonales positivos. 
  • Tumores con exceso de receptores HER2. HER2 es una proteína con un papel importante en el crecimiento y desarrollo de muchas células, pero cuando se produce en cantidades excesivas, contribuye a la producción y progresión de este tipo de cáncer (una célula de un cáncer HER2 positivo tiene aproximadamente 100 veces más proteínas HER2 que una célula normal).
  • Tumores llamados Triples Negativos. Los tres tipos más comunes de receptores conocidos por favorecer este cáncer (estrógeno, progesterona y HER2) no están presentes en el tumor. Se suele dar aproximadamente en el 10%–20% de los casos.

Investigación, clave para aumentar la supervivencia del cáncer de mama

Una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama en su vida. Tan duro como real. Sin embargo, su supervivencia ha mejorado notablemente en los últimos 20 años gracias, sobre todo, a un mejor resultado de los tratamientos y a la detección precoz. De ahí la importancia de continuar avanzando en investigación.

En su espíritu por crear un futuro mejor, la gama de fondos Imantia Futuro invierte en compañías que apuestan por la investigación para tratar el cáncer de mama. Ejemplo de ello es la farmacéutica Roche, que lleva más de 30 años trabajando e invirtiendo en la detección precoz y tratamiento de esta enfermedad.

Roche ha centrado sus esfuerzos en los tumores HER2 y triple negativo. Las pruebas diagnósticas desarrolladas por la compañía ayudan a los médicos a realizar un diagnóstico más exacto, indicando el riesgo de progresión del cáncer y previendo cómo responderá la paciente a determinados tipos de terapias.

Respecto a los tratamientos, estos van dirigidos a bloquear los receptores que hacen que el cáncer se desarrolle. Los tratamientos biológicos actúan con precisión en los procesos moleculares que necesita el tumor para su crecimiento y progresión. Esto contrasta con las “quimioterapias tradicionales”, que afectan a todas las células que se dividen rápidamente, tanto cancerosas como sanas.

Uno de los medicamentos desarrollados por Roche es Herceptin®, un anticuerpo que funciona como bloqueador de los receptores de la proteína HER2. Desde que se aprobó en 1998 se ha usado en cerca de dos millones de pacientes en todo el mundo. También ha desarrollado Tecentriq, la única inmunoterapia aprobada para el tratamiento del cáncer de mama triple negativo metastásico, un tipo de cáncer de mama muy agresivo y difícil de tratar.

Responsable y rentable

Además de sus esfuerzos en el ámbito del cáncer de mama (el 17% de sus ingresos provienen de esta área), Roche es la mayor empresa biotecnológica del mundo, con medicamentos en las áreas de oncología, inmunología, enfermedades infecciosas, oftalmología y neurociencias. Y en el ámbito inversor ha sido reconocida en los Índices de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI) como la empresa más sostenible del grupo Industria farmacéutica, Biotecnología y Ciencias de la vida. Cotiza en la Bolsa suiza y en los últimos doce meses ha sumado un 7,9% (a 18 de octubre).

Imantia Futuro Healthy invierte un 1,4% de su patrimonio en Roche e Imantia Futuro, un 0,8%. Además de Roche, Imantia Futuro e Imantia Futuro Healthy tienen en cartera las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca y Novartis, todas ellas con líneas de negocio abiertas en la investigación contra el cáncer de mama. En su caso, los ingresos por tratamientos contra estos tumores ascienden al 9,6%, 4,6% y 1,26%, respectivamente.

Fuente: Bernstein. Los fondos Imantia Futuro invierten en 4 de las 5 mayores farmacéuticas por ingresos provenientes de fármacos contra el cáncer de mama

¿Qué puedes hacer tú?

Los fondos Imantia Futuro invierten en compañías que hacen avanzar al mundo y también los ahorros de sus partícipes. En 2020 han obtenido una rentabilidad del 21,7% Imantia Futuro y 6,14% Imantia Futuro Healthy. Es decir, una persona que hace un año hubiera invertido 1.000 euros, no sólo habría ayudado a compañías como Roche a avanzar en su investigación contra el cáncer de mama, sino que a cierre de 2020 tendría 1.217 euros.

Cada 22 segundos, en alguna parte del mundo se diagnostica a una mujer con cáncer de mama. Mientras leías este artículo, unas 15 mujeres. Tu dinero puede hacer mucho por ellas. Invierte en compañías que investigan. Ganarás tú. Ganarán ellas.

También te puede interesar:

Una «pandemia» más virulenta que el coronavirus

¿Cómo prepararnos para vivir 100 años?

Este artículo no constituye una oferta o recomendación para la adquisición o venta, o para realizar cualquier otra transacción. La información contenida en él no debe interpretarse como asesoramiento o consejo y no sustituye a la información legal preceptiva que debes consultar antes de tomar cualquier decisión de inversión. Rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros. La inversión en fondos conlleva riesgos, por lo que, antes de invertir en ellos, debes leer atentamente el Folleto Informativo, disponible tanto en www.cnmv.es como en esta web.