Cautela y desconfianza. Así se podría resumir una semana económica marcada por las declaraciones del FMI y el miedo a un rebrote de la pandemia a nivel global. El Fondo Monetario Internacional alertó el miércoles sobre las grandes diferencias que existen entre los mercados financieros y la economía real, lo que podría poner en riesgo la recuperación de la economía. Según el organismo internacional, los inversores están apostando por el apoyo de los bancos centrales, aunque algunos datos económicos apuntan a que la recuperación será más larga de lo que se pensaba en un principio. Además, ha empeorado las previsiones para España, que podría ser uno de los países más damnificados junto a Italia: el PIB caerá un 12,8% en 2020, lo que supone un descenso de 4,8 puntos más de lo que se estimaba hace meses.

Sumado a las previsiones del FMI, el miedo a un rebrote de la pandemia tras la aparición de algunos focos de contagio en Estados Unidos, Italia, Alemania o China también ha contenido el crecimiento de los mercados esta semana. En España también han aparecido algunos brotes de coronavirus, coincidiendo con la primera semana de “nueva normalidad”. De momento, se están gestionando a nivel local y parecen no tener mayores consecuencias.

En Estados Unidos se ha podido apreciar durante la semana la estabilización de los indicadores económicos. Así, las demandas semanales de desempleo siguen reduciéndose, aunque a menor ritmo de los esperado, hasta 1,48 millones esta semana -las previsiones apuntaban a 1,3 millones-. El gobierno americano prevé, en este sentido, nuevos cierres comerciales que podrían hacer crecer las cifras otra vez. Además, la semana en el país ha mostrado una caída de la volatilidad.

El jueves cerró con una leve recuperación del precio del petróleo. Hemos vivido dos jornadas de caídas superiores al 5% tanto en el West Texas como en el Brent. Así, la evolución semanal deja números negativos en el crudo, ligeramente por debajo del 2% en ambos casos.

Renta Variable

Semana sin demasiadas fluctuaciones en la bolsa americana. El S&P500 cerró la sesión del jueves con una subida del 1,1%, aunque acumula un -0,45% esta semana. En el caso del Nasdaq, el índice presenta mejores datos, con un crecimiento semanal del 0,71% tras cerrar ayer con una subida del 1,09%. Por sectores, bancos, energía y materiales han sido los que mejor se han comportado al final de la semana.

En Europa, la sesión del jueves dejó cierta recuperación a lo largo del día. Así, el Eurostoxx cerró con un +0,71%, a pesar de acumular una caída del 0,62% durante la semana. En España, el Ibex-35 creció ayer un 1,04%, y su balance semanal marca un -1,53% tras las caídas del miércoles, propiciadas por las declaraciones del FMI. Por sectores, bancos y automoción son los que más crecen, mientras que turismo o inmobiliario presentan peores resultados.

Renta Fija

El final de la semana deja ampliaciones en los diferenciales periféricos, sobre todo en Italia tras la publicación de las actas del BCE. Con respecto al crédito, la semana continúa dejando datos bastante débiles.