Los datos de nuevos contagios mejoran ligeramente en Europa pero no hay que confiarse. Tampoco podemos hacerlo con la economía, dónde el FMI avisa a España que tendrá unas cifras de PIB y paro sin precedentes….

Así, España, Italia y Alemania siguen ralentizando en cierta medida su número de contagiados, pero Francia continua con cifras disparatadas y sin ver la luz al final del túnel. Por su parte, EE. UU. no termina de mejorar, pero los registros de nuevos infectados son algo más esperanzadores que las estimaciones hechas por los expertos.

Por el lado económico el dolor está presente. Si bien, Trump comunicó que podría ir abriendo la economía por zonas a partir del 1 de mayo, lo que favoreció al comportamiento de los índices bursátiles en Estados Unidos. Por su parte, el Banco Central de China puso las cartas sobre la mesa y bajó tipos del 3,15% al 2,95%, lo que se traduce en unos 14.000 millones de dólares para la economía del país.

En España los datos son alarmantes. El FMI (Fondo Monetario Internacional) avisa a España que los datos serán históricos, con caídas de hasta el 8% en el PIB y con un 20,8% de paro. Estas cifras no se veían desde la guerra civil y solo le superarían Grecia e Italia (-10% y -9,1%, respectivamente).

Renta Variable

La volatilidad sigue bajando en EE. UU. y Europa (37,8 y 40,5, respectivamente). De ello se vieron contagiado las bolsas americanas que vivieron una sesión muy positiva. El S&P500 subió cerca de un 3% y el Nasdaq lo hizo aun mejor con subidas del 3,79%. Los sectores que mejor lo hicieron ayer fueron consumo estable, discrecional, tecnología y salud, mientras que lo peor se lo llevó el energético con una caída del 0,47%, instado por el mal comportamiento del petróleo (-10%).

Europa protagonizó también una jornada positiva pero muy lejos de máximos. El Eurostoxx cerró con un 0,9% y el Ibex-35 con un 0,5%. Destacaron retails, salud y químicas por la parte positiva, y por el lado contrario, turismo, inmobiliario y energía fueron las más débiles cerrando en negativo.

Renta Fija

La sesión en este mercado tuvo dos historias diferentes. Por un lado, el crédito tuvo buen día recogiendo el efecto positivo de la noticia de la FED del jueves, en la que anunciaba compras de bonos high yield. Este buen tono del crédito se vio acompañado por entradas de flujos, se mantuvo el apetito comprador en deuda corporativa.

En el otro lado, la deuda soberana periférica,  donde se registración ampliaciones en los diferenciales,  sobre todo en el caso de Italia motivado por razones políticas, por el contrario, las deuda alemana y americana reflejaban bajadas en sus tipos de interés.