En estos momentos de grandes dudas e incertidumbre sobre el impacto del coronavirus en nuestras inversiones, queremos que nuestros partícipes cuenten con la información más actualizada posible sobre la evolución de los mercados financieros. Este es el resumen de hoy:

Poca novedad en el frente. Después del optimismo contagiado ayer en las principales bolsas mundiales, hoy la vista se centra en los primeros datos macro del impacto de la crisis del COVID19, el del paro semanal de Estados Unidos. Se prevé el mayor número de solicitudes por desempleo presentadas en una sola semana. Se podrá elevar a niveles no vistos en la historia y es que,según los principales analistas, la previsión de un millón de solicitudes podría ser demasiado “optimista”.

El crecimiento frena su ritmo

Estas cifras junto con el aumento de contagiados hicieron que tanto las bolsas europeas como las americanas activasen el freno en los mercados. En medio de una enorme volatilidad, el Ibex35 apuntando al alza, marcó un 3,4% con el impulso de los sectores que habían estado más castigados días anteriores: energía, construcción, aerolíneas y seguros. Mientras tanto, telecomunicaciones y químicas son los que peor se comportaban. En EE. UU., el Dow Jones se anotó más de un 5% durante gran parte de la sesión, pero finalmente cerró con un +2%. Por otro lado, el S&P se marcó un 4% y el Nasdaq tuvo leves pérdidas a fin de sesión (-0,61%). Mientras tanto, Wall Street espera una corrección en el mercado de los futuros tras el anuncio de los datos de desempleo.

En Europa, de la jornada de ayer destaca el BCE que aprovechó la última hora para comunicar que estaría dispuesto a reactivar el famoso OMT, programa anunciado por Mario Draghi en 2012 y que nunca llegó a utilizarse. Desde la institución, podrían reactivar el programa de compras ilimitadas de deuda pública. En este caso, habría que poner a la par las respuestas del BCE con la de la FED, que aseguró esta misma semana que compraría activos de forma ilimitada durante el tiempo que durasen las consecuencias de esta pandemia.

Renta fija

En este mercado, después de cuatro semanas vemos como el crédito tuvo una sesión positiva. Por su parte, se dio un buen comportamiento de los países llamados periféricos con una fuerte mejoría tanto en España como en Italia. Además, sigue reactivándose el mercado de nuevas emisiones de deuda con emisores de calidad a precios atractivos que pueden suponer una oportunidad.

También otros activos se vieron beneficiados por la fuerte actividad en los mercados, como la deuda subordinada de entidades financieras (bancos y compañías de seguros) con movimientos de hasta el 8% en algunos casos. Además, en España la prima de riesgo del país ha retrocedido ligeramente respecto a la tensión de ayer y roza los 114 puntos. Por su parte, el bono soberano a 10 años cuenta con un rendimiento en el 0,85%, frente al -0,29% del bund alemán que se toma como referencia.