En estos momentos de grandes dudas e incertidumbre sobre el impacto del coronavirus en nuestras inversiones, queremos que nuestros partícipes cuenten con la información más actualizada posible sobre la evolución de los mercados. Este es el resumen de hoy:

Parece que estamos ante una recuperación lenta pero continuada de las constantes vitales del mercado. De la jornada de ayer destacan los 3,3 millones de trabajadores que presentaron solicitudes de desempleo en Estados Unidos. Esta cifra no sorprende a analistas e inversores, pero cuadruplica el último récord histórico de 1982. Además, la revisión del PIB en este país confirma que despidió los tres últimos meses de 2019 creciendo a un 2,1%. Pero Powell avisa, EE. UU. podría estar ya sumida en recesión.

Renta Variable

Continua la bajada de la volatilidad tanto en Europa como en EE. UU. a ritmos muy similares (61 y 54,3, respectivamente). La liberación de Estados Unidos de dos trillones americanos da soporte a un mercado que ayer veía como las principales bolsas europeas giraban al alza contagiadas por el repunte de Wall Street, con su tercer día de subidas positivas. Así, el S&P cerró con un +6,24%, el Nasdaq con un +5,7% y el Dow Jones finaliza con un 6,38%.

De este optimismo se vieron contagiados los países emergentes, Latinoamérica y las bolsas asiáticas. En Japón se vivió una fuerte recuperación con el Nikkei cerrando con un 3,88%, frente a un comportamiento más plano de China (+0,5%). Aunque fue característico el tono positivo, India cerró la sesión muy plana debido al confinamiento, y Australia se vio castigada con un -5%.

En Europa y pese a una reunión del Eurogrupo que aplaza para dos semanas el asunto, se finalizó la sesión con subidas. El Eurostoxx cerró en +1,70% y el Ibex35 en +1,3%. En la jornada de ayer ganaron los sectores menos cíclicos, como ocio, industriales y medios, frente a sectores como materiales, autos y energías.

Renta fija

Por tercer día consecutivo, el mercado muestra un comportamiento algo más positivo y que recuerda a la normalidad. Además, parece que el inversor tiene algo más de apetito por la renta fija gracias a las ayudas de los bancos centrales. Esto se vio reflejado en nuevas emisiones de deuda, tanto del sector financiero como de emisores de alta calidad crediticia, donde las peticiones de compra superaron con creces la oferta.

Por su parte, la prima de riesgo sigue estrechando y roza ya los 90 puntos básicos. El interés del bono español llega hasta el 0,5%, y la rentabilidad del bund alemán alcanza el -0,4%.