En estos momentos de grandes dudas e incertidumbre sobre el impacto del coronavirus en nuestras inversiones, queremos que nuestros partícipes cuenten con la información más actualizada posible sobre la evolución de loos mercados financieros. Este es el resumen de hoy:

Continúan los paquetes de ayuda y estímulo a la economía de los gobiernos. Ayer volvió a ser el turno de Estados Unidos, donde republicanos y demócratas pactaron un paquete de dos billones de dólares americanos que se repartirán entre cheques a la población, ayudas con préstamos a empresas, subsidio desempleo, etc.

Esta medida ha tenido una repercusión inmediata en la bolsa estadounidense. El Dow Jones ha marcado esta noche la mayor subida diaria en casi un siglo, desde 1933, un 11,4%. Los sectores que más han impulsado el índice han sido los cíclicos, los más castigados en las últimas semanas, destacando Energía, con un incremento del 16%.

Contagiada del positivismo, la madrugada asiática también se ha sumado a las subidas, con recuperación cercana al 8% en Japón y en torno al 6% en el resto de mercados.

En Europa, ayer conocíamos los PMIs manufactureros y de servicios de las principales economías y aunque se produjo un fuerte desplome en los PMI de servicios (lo que tiene no poder ir a restaurantes), estas cifras no afectaron al rebote bursátil. El Ibex-35 se apuntaba el mayor rally diario desde 2010 (7,82%) y el Eurostoxx-50, el mayor incremento de los últimos 12 años: 9,2%. Al igual que en Estados Unidos, los sectores con mejor comportamiento en Europa también resultaron los más cíclicos.

Renta fija

En renta fija también se produjo cierto rebote, recuperando ligeramente el terreno perdido en jornadas anteriores. En este sentido, cabe destacar la reapertura del primario (tras dos emisiones el viernes), con muy buena acogida en el mercado, sin problemas de colocación y mucho apetito inversor. Ayer también veíamos la subasta del bono español a 7 años, en la que se pagó una prima de 18 pb sobre la curva. Este plus muestra un interés por parte de las autoridades de recabar fondos en previsión de nuevas necesidades.

En este sentido, ayer tuvo lugar la reunión del Eurogrupo. En ella adoptaron la decisión de activar un fondo común con financiación del BCE, por un importe cercano al 2% del PIB de cada país. Sorprende la tibieza del importe, ya que el mercado necesita algo más para mantener la estabilidad. Eso sí, es posible que se estén guardando la bala de hacer aportaciones graduales, dada la menor volatilidad que están experimentando los mercados estos días. Veremos cuál es la evolución de los mercados.