¡Menudo viaje! Para adentrarnos en el mundo de la inversión hemos aprendido de todo. A Emilio le encanta Spiderman, no para de abrazar árboles y agita pescados en pleno Chinatown… También hemos conocido a los distintos personajes de la inversión y las apuestas de gente aleatoria en Times Square sobre el próximo bombazo. Para cerrar estos seis capítulos, Emilio Doménech se despide (hasta nuevo aviso) con un puñado de herramientas financieras que no se te pueden escapar.

¡Se terminó! No llores porque acabó, sonríe porque pasó. Pasteladas aparte, a nosotros sabes dónde encontrarnos, y a Emilio también. Si no lo has hecho ya (sería incomprensible) ¡suscríbete a su canal, demonios!

—¡Ay, Dani! ¡Qué contento estoy de haber terminado de explicar esto de la inversión!
—¿Pero no eran 6 videos?

Muy buenas, amigos, bienvenidos de nuevo a esta serie de vídeos sobre la inversión. Mi nombre es Emilio Doménech, soy periodista y estoy aquí en Nueva York y hoy vamos a hablar de…

Hoy la verdad es que voy a dejar apartada mi faceta didáctica de profe molón para explicar otra cosa, porque después de todo lo explicado en las cinco entregas anteriores, de conocer los pasos necesarios para saber qué y dónde invertir, ahora lo único que toca saber es cómo mantenerse al día de nuestras inversiones y de cómo se ven afectadas por lo que pasa en el mundo.

A lo largo de estos vídeos, ya sabéis que he hablado de invertir en países como Wallis y Futuna (os lo digo en serio, voy a escribir un libro sobre esos dos malotes del Pokémon) o de aprovecharse de todas esas sectas de runners y crossfiteros que pueblan el mundo. Si voy a sentirme mal por no hacer deporte, al menos permíteme que me lucre a su costa.

Todas esas decisiones de dónde invertir suelen basarse en las consultas que hacemos con los expertos, que además se basan en nuestro perfil de inversor. Pero que nos metamos en el mundo de la inversión también es una excusa perfecta para estar al día de cómo evoluciona la economía mundial. Y eso cuenta tanto a nivel global por cualquier disrupción política o económica que sea de interés, como a nivel específico por el boom de una startup de zapatillas o la crisis mediática de una gran megacorporación de Silicon Valley. Es por eso que quiero aprovechar este último vídeo para recomendaros las mejores herramientas para estar al día en el mundo de la inversión.

Y empiezo con Finimize, una newsletter diaria y una aplicación para el móvil, perfectas para seguir la actualidad diaria a nivel de empresas y de países. Vale, no me tendrás a mí corriendo de aquí para allá entre concepto y concepto, pero me vale con que te acuerdes de mi jeto cada vez que leas sobre la renta variable. Lo bueno de Finimize es que te lo explica todo como si leyeras sobre economía o el mundo de las finanzas por primera vez en tu vida, lo cual es perfecto porque no es sólo una forma de mantenerte al día, sino que también es como si tuvieras una enciclopedia en el móvil o en el email.

La otra newsletter diaria que me encanta se llama The Hustle, perfecta para seguir las megatendencias a través de startups o empresas que lo empiezan a petar en sus respectivas industrias. Lo bueno es que así te mantienes al tanto de cuál es la nueva tontería con la que se va a obsesionar tu cuñado dentro de seis meses.

Para seguir en tiempo real los movimientos de acciones y bonos, Yahoo Finance tiene una de las mejores bases de datos de índices bursátiles. Además, es una web que recopila los titulares más importantes de la industria, la empresa o el país que te interese.

En ese género también está muy bien la página web Bloomberg News, que además tiene una aplicación para el móvil que es la leche, tanto para iPhone como para Android. Lo bueno de la aplicación de Bloomberg News para móviles es que va superrápido y te permite poner tus notificaciones a medida y, además, seguir un portfolio específico de las acciones que más te interesen.

Y luego también está la opción de vivir en un mundo paralelo en el que tienes una cantidad ingente de dinero a tu disposición y que puedes invertir sin riesgo alguno. Es decir, el mundo de los juegos de invertir en bolsa de forma ficticia que te puedes descargar en tu móvil. Lo digo porque como yo no tengo un clavo, me lo estoy pasando pipa con un juego para smartphones que se llama Best Brokers, que te permite invertir donde quieras con dinero ficticio y estar, de paso, al día de cómo se mueven las acciones que te interesan. Vale, he tenido que reiniciar mi cuenta 200 puñeteras veces, porque lo único que se me daba bien en la vida es el Call of Duty, pero dejadme en paz.

Esta serie de recomendaciones se complementan a la perfección con cualquier inversión que tengáis, sea a través de un fondo de inversión o de cualquier otra cosa. Y no son complementos que necesiten un seguimiento incesante y obsesivo. Al fin y al cabo, es importante, por un lado, ceder la responsabilidad a los expertos para que gestionen tu dinero y, por otro, confiar en el sistema que mantiene con vida el mundo económico tal y como lo conocemos.

Vamos, te tienes que fiar de que Hansel y Grethel. Por cierto, de los que hablé en este otro vídeo, vayan a tener la posibilidad de llegar hasta casa de su abuela sin que se les lleve por delante un terremoto de esos random con las películas de Dwayne Johnson. Eso es confiar en el sistema.

Esto, al final, es como cuando te tomas un Ibuprofeno para el dolor de cabeza. Confías en que el sistema de regulación establecido y el médico que te lo ha recetado no te estén tomando el pelo. Pues aquí es un poco parecido. Está bien estar informado y llevar un seguimiento de aquello en lo que hayamos invertido, porque nos hace gente más responsable e informada, que siempre está guay para sentirse más realizado en la vida, claro.

Pero tampoco como para ser cuñadetes y enseñarle a tu médico de cabecera una cosa que has leído en un foro random que dice que el ibuprofeno hace que te huela el pelo a chocolate. Stop folios impresos, ¿vale?

Y eso es, más o menos, todo lo que os tenía que contar hoy. Espero que a lo largo de estos vídeos hayáis aprendido lo suficiente como para empezar en el mundo de la inversión y que con estas últimas recomendaciones podáis seguir aprendiendo en el futuro.

Mi nombre es Emilio Doménech, soy periodista y nos vemos… a la próxima.