La carrera de inversor hay que verla como un acompañamiento a nuestra carrera profesional. Para ser un buen profesional tenemos que aprender nuestro oficio, y para ser un buen inversor, también. Está claro que nadie tiene tiempo para apuntarse a otra carrera en la universidad o hacer un máster de miles de horas, pero hay otros métodos. ¿Y si sacas un rato para leer uno de los diez libros que te propongo? Son clave para andar con buen pie en el mercado.

El primero de ellos es, sin duda, el clásico de Benjamin Graham The intelligent investor (El inversor inteligente, Deusto, Barcelona, 2007). Y es el primero no solo porque haya sido lectura obligada desde 1949, sino porque está escrito desde la precaución y el buen sentido. Graham nos dice cómo podemos adquirir acciones, con qué criterio, y cómo hacer que nuestra cartera aumente de valor con el tiempo. No promete hacerte millonario en un plazo asombroso, pero con su lectura evitarás el riesgo de perderlo todo. Warren Buffet dice que es «el mejor libro de inversión jamás escrito», y no hay nada más que añadir.

“La Biblia de la inversión”, el libro de Graham, también se ha convertido en una lectura de referencia. Se trata de Principles, escrito por Ray Dalio (Principios, Deusto, Barcelona, 2018). No trata sólo de inversión, sino de cómo debes guiarte en las finanzas, en general. Su título completo es Principios: Vida y trabajo y es, en parte, autobiográfico. La revista TIME considera a Ray Dalio una de las 100 personas más influyentes en el mundo. Con sus Principios enseña cómo deben comportarse las personas y las empresas tanto en la inversión como en otras decisiones financieras.

Otro clásico de la inversión es Rich dad, pood dad (Padre rico, padre pobre, Debolsillo, Barcelona, 2016), escrito por Robert T. Kiyosaki. El autor se centra en la importancia de la educación financiera, tan escasa en nuestro país, y en la relevancia de la independencia financiera. Kiyosaki enseña que hay que evitar «la carrera de la rata», esa sensación de dedicar todos tus esfuerzos al trabajo sin lograr hacer un verdadero avance. Y dice qué comportamientos debemos evitar si no queremos dar vueltas y vueltas a la rueda sin llegar a alcanzar una independencia económica.

Warren Buffet es la mayor referencia para los inversores. No sólo se fijan en su estrategia de inversión, o en los principios que sigue al hacerlo, sino también en sus libros, en los que enseña lo que él sabe. Aunque hay varias obras de Warren Buffet, es interesante empezar por The Essays of Warren Buffet (Los ensayos de Warren Buffet, Valor Editions, 2015). Permite entender cuestiones no demasiado fáciles, como la relación entre los gestores de una empresa y los accionistas, lo que hay en juego en las fusiones y adquisiciones, o el papel que la contabilidad, o los impuestos, pueden tener en el valor de una empresa.

hombre leyendo para especializarte en fondos
Foto: Devon Divine/Unsplash

Peter Lynch es, como Buffet, uno de los inversores más exitosos de la historia. Dirigió el fondo Magellan de Fidelity entre 1977 y 1990, que se convirtió en el mejor del mundo durante aquellos años. En 1990, había alcanzado un valor de 18.000 millones de dólares tras obtener una rentabilidad media del 29% anual. Lynch logró superar al mercado y es así como se llama su libro, escrito en 1993: Beating the street (Un paso por delante de Wall Street, Deusto, Barcelona, 2015). El autor anima a los pequeños inversores a superar al mercado, siguiendo el mismo pensamiento que le llevó a él al éxito.

Esta misma idea, la de que un inversor particular puede hacerlo tan bien como un profesional, es la que explica Burton Maikel en A Random Walk Down Wall Street (Un paseo aleatorio por Wall Street, Alianza, Madrid, 2016). Maikel define diferentes estrategias de inversión para diferentes momentos de tu vida, de modo que tiene en cuenta el ciclo vital.

Otro gran libro para introducirse en este mundo es The Little Book of Common Sense Investing (El pequeño libro para invertir con sentido común, Deusto, Barcelona, 2016), de John Bogle. Es un libro para principiantes, pero también para iniciados. Propone abarcar el conjunto del mercado, diversificar, y reducir el coste de intermediación: una fórmula ganadora.

Andrew Tobias ha escrito The Only Investment Guide You’ll Ever Need, o como se titula en español, La única guía de inversión que usted necesitará (Harvest Books, 1999). O eso es lo que pretende el autor. Es uno de los libros más exitosos en ventas, y está escrito con sentido común y humor. Y aunque el libro es de los años 70, la edición en inglés está actualizada y recoge las tendencias del momento.

Si lo que te gusta es la tecnología y conoces bien los últimos desarrollos, quizá te interese Angel: how to invest in technology, de Jason Calacanis. No está en español, pero tampoco es un libro para el hombre de la calle, sino para un inversor avanzado que quiere encontrar una joya en el hervidero de empresas que llamamos start-ups.

Y, por último, otro libro en inglés que es una gran introducción a todo esto: The Money Masters, de John Train. El autor describe las estrategias seguidas por nueve grandes inversores, como algunos de los ya citados y otros como John Templeton o Phil Fisher.