Comienza una nueva semana con datos positivos en la evolución de la pandemia para los países más afectados por el virus. Las desescaladas avanzan, y se empieza a intuir un acuerdo para poner en marcha la recuperación económica en Europa. Así, España podría recibir un préstamo que reduciría la presión a corto plazo. Por otro lado, la Comisión Europea reiteró que el BCE solo está sometido a los tribunales de justicia europeos, en relación a la sentencia del Tribunal Constitucional de Alemania de la semana pasada.

En Estados Unidos, el viernes se conocieron los datos de desempleo del mes de abril. La tasa de paro casi alcanza el 15%, evidenciando una de las subidas más grande de la historia. No obstante, el 78% de los despidos han sido catalogados como temporales, lo que muestra el posible carácter pasajero de esta crisis. Además, el primer trimestre del año dejó un déficit de 30.000 millones de dólares en el país.

La semana depara la publicación de varios indicadores de producción industrial, inflación y consumo en todo el mundo, lo que permitirá hacer un mapa aproximado del impacto económico de la pandemia.

Renta Variable

La sesión del viernes en Estados Unidos no se fijó demasiado en los datos de desempleo y cerró con cifras positivas. Así, el S&P500 subió un 1,69%, mientras que el Nasdaq crecía un 0,95%, acumulando un 6% en toda la semana. Por sectores, los mejores fueron autos, energía y tecnología, mientras que utilities y salud controlaron su crecimiento durante la semana.

En Europa, los mercados vivieron una semana de consolidación en medio de los datos positivos en la evolución de la pandemia. Así, el Eurostoxx cerraba el viernes creciendo un 0,96%, mientras que el Ibex-35 terminó la sesión con un +0,78%. A nivel sectorial, tecnología y químicas fueron de los que mejor se comportaron, mientras que los bancos se situaban a la cola.

Renta Fija

Durante la semana se observaron divergencias en el comportamiento de los diferentes activos. Así durante los primeros días vivimos repuntes en la rentabilidad de los soberanos respondiendo a la decisión del Tribunal Alemán. Estos repuntes se materializaban tanto en los países core como en las curvas periféricas, donde Italia finalizaba la sesión del viernes con mejoras respecto al resto de la semana. Así el bono americano también cerraba la semana con repuntes en su rentabilidad situándose próxima al 0,70%.

El crédito, por su parte, continúa estancado con movimientos dentro de rangos y disparidad geográfica respecto a la mejora del high yield americano, que finalizaba la semana estrechando 18 puntos básicos. A nivel sectorial, los valores más cíclicos continúan a la espera de nuevos catalizadores para continuar en su avance positivo. Durante la semana las nuevas emisiones en el mercado primario se reducían finalizando con escasas novedades.