En esta serie de pocast Leopoldo Abadía viene a hablar de la pandemia, de economía, de sanidad, pero sobre todo de la vida.

En el primer capítulo Leopoldo y Mario Diaz, Director de Negocio y Comunicación de Imantia Capital, hablan con el periodista Juan Pablo Colmenarejo sobre la crisis económica que ha traído esta pandemia y sus diferencias respecto a la de 2008, que son muchas.

Leopoldo: Nos ha tocado vivir una situación nueva completamente. Esta es una crisis sanitaria sin precedentes, que nos está dejando una crisis económica sin precedentes. Esta serie de podcast nace precisamente para analizar esta nueva situación, pero desde una perspectiva de esperanza. Porque toma nota Mario: de esta se sale.

Mario: En este primer capítulo vamos a analizar las diferencias y las similitudes que ha habido entre grandes crisis. En este siglo contamos ya con dos: la de 2008 y la actual de la COVID-19. Para ello hemos invitado y tenemos la suerte de contar hoy con Juan Pablo Colmenarejo, conocidísimo periodista radiofónico y presentador de Buenos Días Madrid en Onda Madrid y también doctorado por la Universidad de Navarra. Bienvenido Juan Pablo.

Creo que en tu tesis de doctorado que titulas de “Las imágenes sonoras de la crisis del euro 2010- 2012” elaborabas el tema. Cuéntanos qué consistió, por favor.

Juan Pablo Colmenarejo: En la tesis hice un análisis sobre el periodo central de la crisis del euro que, a mi juicio, en España lo marcan las comparecencias de rodillas Zapatero y Rajoy en mayo del 2010 y julio del 2012, aunque como recuerdo en la tesis, hasta el 9 de agosto de 2017 la Comisión Europea no dio por terminada la crisis del euro.

Empezamos con esa investigación en el año 2014 y ya se veía claramente los primeros síntomas de recuperación. Por ello pudimos determinar muy bien cuál era el corazón y el epicentro de la crisis para la zona del euro. En España se había producido un incremento del paro notable antes de 2010, pero de alguna manera las medidas de ajuste que presenta Rodríguez Zapatero en 2010 y las que presenta Rajoy son almas gemelas. Entre esos dos hitos, las dos comparecencias, está toda la crisis del euro. La crisis que pasa de financiera a crisis de deuda soberana y de crisis de deuda soberana a crisis económica y hoy a crisis social.

Crisis 2008 vs COVID-19, similitudes

Mario: Vaya panorama. Seguro que podemos mejorar estas perspectivas. Os quería lanzar una pregunta a los dos. Ya hemos vivido alguna crisis que otra. La última y esta separadas por poco plazo. ¿Qué elementos comunes veis entre ellas? ¿Qué aspectos se han repetido? Y esto luego nos llevará al siguiente punto. Que es, qué nos puede llevar a salir de esta. Pero dejadme que me centre en la primera. ¿Qué elementos comunes veis entre las dos crisis?

Juan Pablo: Yo ya he dicho que veo una cosa común en lo que le afecta a la sociedad, que es el paro. En España, por lo que sea, sea como sea, la crisis siempre afecta al paro. El origen de esto es que se ha parado la actividad económica que nos han metido en casa y que a los ciudadanos les han dicho que su trabajo quedaba suspendido o cerrado. El origen está en el parón económico, no en una crisis financiera. Pero creo que el desenlace, la consecuencia para España es la misma

Leopoldo: Gracias a Dios no has dicho lo que iba a decir yo, con lo cual quedo muy bien. Para mí esto no es una crisis. Yo digo que estamos en guerra porque aquello afectó a medio mundo, pero esto ha afectado a todo el mundo. No hay nadie que pueda decir “Esto no me afecta”. ¿Y la solución cuál ha sido? Todo el mundo a casa, viene el aumento del paro y todo eso. Por eso, con toda la prudencia posible, pero hay que ponerse en marcha, corriendo, porque yo creo que aún estamos a tiempo de salvarlos.

Europa, clave para salir de la crisis

Mario: Como de los conceptos hemos hablado de guerra y esperanza, vamos a quitar el conflictivo: fuera guerra. Nos quedamos con la esperanza. Leopoldo, se sale. Yo recuerdo también en mi experiencia que he visto algunas crisis y de verdad que hay un día o dos durante el momento más complicado que dices “esto se puede romper”. Y por el mes de marzo vimos que había posibilidades de que se pudiera estropear realmente la situación desde el punto de vista incluso de los mercados financieros. Pero has dicho que salimos. La evidencia es que de la de 2008 salimos. ¿Cuáles son las claves para ti, Leopoldo? Hablabas de Europa. ¿Dónde pondrías tú el énfasis?

Leopoldo: Bueno, en primer lugar, yo soy muy europeísta. Europa me encanta. Yo siempre he dicho que en España no ha mandado Zapatero ni mandó Rajoy ni manda Sánchez, ni mandará el que viene. Manda Angela Merkel y en las conferencias aquí me paro, miro al público y digo: “Gracias a Dios”. Y entonces la audiencia se divide en dos, los que aplauden y los que abuchean. Por eso yo estoy muy esperanzado con Europa. Por eso digo que de esta se sale, como siempre.

Juan Pablo Colmenarejo: Tengo la misma esperanza y además me confieso también tan europeísta como Leopoldo. Y creo que es imprescindible para España que la solución sea aportada por la Unión Europea. Y cuantos más presupuestos comunes haya, cuantos más impuestos comunes haya, más anclados estaremos en ese paraguas de hierro que nos protege que es el euro.

Aprendizajes de la crisis del coronavirus

Mario: En esta crisis hay definitivamente cosas que han cambiado, que hemos aprendido. Nuevos paradigmas del mercado laboral, teletrabajo, hemos descubierto que somos capaces de hacer las cosas en casa. ¿Qué pensáis que hemos aprendido de estos meses de crisis?

Juan Pablo: Yo creo que hemos aprendido a trabajar de otra manera y seguramente a ahorrar muchos costes a las empresas. Creo que el teletrabajo ha venido para quedarse. Ya no va a ser necesario ir a Nueva York a hacer una reunión y salvo que sea la firma de un acuerdo multimillonario de esos que se hacen de vez en cuando, el resto de la negociación se puede hacer como estamos haciendo ahora. Creo que hemos aprendido a trabajar de otra manera que puede mejorar la movilidad de las ciudades, las relaciones laborales, la productividad… puede ayudar a que rindamos más, a que seamos más eficaces, y otra cosa muy importante, que seamos capaces de conciliar la vida laboral y familiar. Los que hemos estado todos metidos en casa creo que hemos hecho una reflexión que es que el teletrabajo sea una herramienta que ayude, no un obstáculo.

Mario: Parece que hay espacio para la esperanza. Hay recursos, esa capacidad interna de hacer frente a las crisis. Hay muchas cosas que somos expertos en España y en crisis somos buenos. No nos va a asustar una más porque es otra raya al tigre. Y que dentro de poco podamos empezar el movimiento de inercia de salida en el cual seguramente ya estemos y que poco a poco recuperemos la normalidad.