Termina la última semana de julio con balance negativo. Las caídas de los PIB de varios países han marcado esta semana en los mercados con malos datos. En Estados Unidos, el Producto Interior Bruto ha sufrido en el segundo trimestre la mayor caída de su historia, un 32,9%, mientras que en Alemania el dato alcanza el -10,1%.

Mirando a la evolución de la pandemia, los rebrotes y contagios no paran de crecer, especialmente en Estados Unidos y algunos países de Latinoamérica. En España, la situación también es preocupante. Todas las comunidades autónomas han tomado medidas más estrictas para intentar frenar los rebrotes.

En Estados Unidos, la semana ha estado marcada por la reunión de la Fed, que ha extendido su programa de compras al menos hasta el mes de diciembre. Además, la institución mantiene los tipos de interés intactos y ha anunciado que seguirá apoyando a la economía americana el tiempo que sea necesario. Por otra parte, Donald Trump ha comentado que las elecciones presidenciales en el país, previstas para noviembre, podrían aplazarse.

La nota positiva de la semana se encuentra en el precio del oro. El metal ha alcanzado máximos de nuevo, creciendo un 3,86% en los últimos días. Con respecto al petróleo, la semana deja una caída del 2,28% en el caso del West Texas y un leve crecimiento, del 0,83%, en el caso del Brent.

Renta Variable

Los malos números de la pandemia, las caídas en los PIB y la publicación de resultados empresariales ha frenado el crecimiento de los mercados de renta variable. Así, el S&P 500 cerró la sesión del jueves con una caída del 0,38%, aunque acumula un balance positivo del 0,95% esta semana. En el caso del Nasdaq, el índice obtuvo ayer un crecimiento del 0,43% y suma un +2,17% en los últimos días.

En Europa, el Eurostoxx se dejó en la sesión del jueves un 2,79%, y acumula una caída semanal del 2,45%. En España, el Ibex-35 también ha subido esta semana, con una caída del 2,91% el jueves y pérdidas del 3,82% en los últimos cinco días. Por sectores, los peores han sido los bancos, aerolíneas o autos; mientras que alimentación y retail se han comportado algo mejor durante toda la semana.

Renta Fija

La semana en renta fija ha estado marcada por la fuerte aversión al riesgo, con ampliaciones ligeras en la prima de riesgo. La sesión del jueves estuvo marcada por la actuación de Alemania como activo refugio, lo que sirvió para apreciar estrechamientos de hasta cuatro puntos básicos en el bono a 10 años.

En la parte de crédito, semana difícil, marcada por el risk off tras los resultados empresariales publicados.