Oír hablar de bitcoin y de sus máximos históricos es cada vez más frecuente. Para muchos, es la moda del momento y para otros, la moneda del futuro. Y aunque se relacione con una apuesta rentable, es importante conocer todo sobre esta criptomoneda para no llevarnos sorpresas.

Se trata de una moneda virtual de carácter intangible creada en 2009 por un programador anónimo. Además, está totalmente descentralizada. Es decir, no está regulada por ningún Estado, banco central, empresa o institución financiera, lo que le ha convertido en una unidad de pago sin referencia física. Del mismo modo que el BCE puede afectar en el precio del euro, no lo puede hacer en el bitcoin. Tanto es así que sus creadores han marcado el límite de los bitcoins en circulación: 21 millones en 2030.

Por otro lado, las transacciones se realizan a través de los propios componentes de la red. Ellos mismos se encargan de validar la seguridad de la transacción y cualquier cambio tiene que ser aprobado por esta comunidad de usuarios. La cadena no se puede alterar en ningún momento sin su aprobación, el control recae en ellos.

Ventajas del bitcoin

Además del complejo sistema cifrado de seguridad para intentar evitar el robo de las criptomonedas a los usuarios, y la “falta” de un emisor central que pueda incidir en su cotización, el bitcoin cuenta con otras ventajas:

-Disponibilidad 24/7 para operar sin tener en cuenta horarios, restricciones o festivos.

Comisiones bajas por transacción. A diferencia de otros métodos de pago digitales (tarjetas de crédito o PayPal), es raro que una transacción hecha con bitcoin cueste más del 1% de su valor.

-Su descentralización evita monopolios. Esto genera continuas mejoras en un mercado abierto no convencional.

-Se puede usar en comercios físicos como método de pago.

Cada vez existen más cajeros automáticos de bitcoin. A finales de 2019 había unas 6.372 máquinas a nivel mundial que permitían cambiar el efectivo por bitcoins, y a finales de 2020 se aumentó en un 80%.

Mayor liquidez en comparativa con otras criptomonedas.

¿Y sus desventajas?

Aunque la rentabilidad que puedes obtener invirtiendo en bitcoin es elevada, debes tener en cuenta que en una misma sesión este activo puede subir un 10% y perderlo minutos después. Antes de lanzarte a ello, te recuerdo alguno de sus inconvenientes:

La transacción no se puede anular, por lo que se recomienda habilitar la autenticación en dos pasos.

Su valoración depende de factores externos. Está muy expuesto a comentarios negativos por parte de cualquier entidad financiera, regulador, autoridad monetaria, corporaciones o RRSS, etc. Esto puede disparar su volatilidad.

-Falta de un marco legal concreto para el bitcoin. El objetivo de los reguladores es obligar a sus inversores a informar de la adquisición, transmisión, cobros o pagos hechos con estas criptomonedas.

También te puede interesar:

¿Negociar tu sueldo en bitcoins? No está muy lejos

La unión de Inteligencia Artificial y Blockchain: sí, quiero