Yo también me he sorprendido -y mucho- cuando me he puesto a investigar y he conocido el dato.

El del número de personas que sufren actualmente enfermedad renal crónica, una pérdida lenta del funcionamiento de los riñones.

Y es que de las 7.900 millones de personas que habitamos el mundo, 850 millones la padecen.

¿Sabes lo peor? Que eso no es todo. Hay un gran número de personas con disfunciones renales sin diagnosticar que harían subir esta cifra.

Solo en España, según la Sociedad de Nefrología, uno de cada cinco hombres y una de cada cuatro mujeres de entre 65 y 74 años sufren ERC.

Y en los últimos diez años, esta epidemia ha crecido un 30%. Pero solo existe una manera de hacernos con ella: tratarla de manera precoz.

Aunque no siempre es fácil.

Una enfermedad tan silenciosa como peligrosa

Parece mentira que una de las enfermedades que afectan a más de 9 millones de personas en el mundo como la diabetes, sea también la responsable casi directa de la insuficiencia renal.

Y no es la única. La hipertensión arterial, los trastornos autoinmunitarios, los analgésicos o las enfermedades cardiovasculares también provocan daño a los riñones.

Pero la parte más difícil de la enfermedad renal crónica es detectarla. Los riñones dejan de funcionar de manera muy lenta y hasta que no paran de hacerlo casi al completo, no se notaría nada.

Y ahí todo se complica. En ese caso, los pacientes necesitarán de un Tratamiento Renal Sustitutivo y mucho más agresivo para poder vivir (trasplante o diálisis- este último elimina de forma artificial sustancias tóxicas de la sangre provocadas por una insuficiencia renal-).

En 2020, España contaba con 64.666 personas con TRS, 46% en diálisis y 54 % con un trasplante renal.

Y llegado ese punto, encontrar compañía en el proceso es esencial.

Baxter, una empresa de atención médica que salva y acompaña

Baxter, una compañía estadounidense pionera en avances médicos, lleva más de 85 años trabajando para mejorar la vida de pacientes con enfermedad renal crónica.

Hace 65 años que Baxter acompaña a estas personas con terapias innovadoras. Fueron los primeros en crear soluciones para diálisis domiciliaria (diálisis peritoneal) y diálisis en un centro médico (hemodiálisis).

Pero nunca paran de crecer. En 1994, pusieron en marcha un sistema de diálisis peritoneal automatizada (DPA) y en 2013 adquirieron GAMBRO AB, una empresa de tecnología médica que fabrica productos para la atención renal.

Además, hace 4 años llevaron a cabo un sistema de DPA muy sencillo que facilita a los pacientes con insuficiencia renal terminal gestionar el tratamiento de diálisis en su domicilio conectados con los profesionales sanitarios.

Su objetivo es hacer sentir bien al paciente y que pueda disfrutar de su vida de la mejor manera posible.

Dos en uno. Cuidado y compañía.

Los resultados de Baxter dan confianza a los inversores

En Imantia nos gusta apoyar empresas innovadoras que ponen el foco en el paciente. Y Baxter es un buen ejemplo de compañía que pone toda su tecnología para encontrar la mejor solución a la enfermedad renal crónica.

Por eso, el fondo Imantia Futuro Healthy invierte parte de su cartera en empresas como Baxter. En concreto, el 51% de su cartera está formada por compañías que se dedican a desarrollar avances médicos.

Además de ayudar a la sociedad, esta temática es rentable.

Durante 2021 Baxter se revalorizó más de un 7,14% y ayudó a hacer crecer la rentabilidad de Imantia Futuro Healthy, que cerró 2021 con una rentabilidad del 15,46% (datos a 31/12/2021).

También te puede interesar:

Comportamiento de los fondos Imantia en 2021

Imantia Futuro: tu dinero puede ganar al cáncer de mama

Este artículo no constituye una oferta o recomendación para la adquisición o venta, o para realizar cualquier otra transacción. La información contenida en él no debe interpretarse como asesoramiento o consejo y no sustituye a la información legal preceptiva que debes consultar antes de tomar cualquier decisión de inversión. Rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros. La inversión en fondos conlleva riesgos, por lo que, antes de invertir en ellos, debes leer atentamente el Folleto Informativo, disponible tanto en www.cnmv.es como en esta web.