En estos momentos de grandes dudas e incertidumbre sobre el impacto del coronavirus en nuestras inversiones, queremos que nuestros partícipes cuenten con la información más actualizada posible sobre los mercados financieros. Este es el resumen de hoy:

El movimiento en paralelo de los principales bancos centrales ha traído un respiro a los mercados financieros. Además de las medidas del BCE que comentábamos ayer, el Banco de Inglaterra ha bajado sus tipos de interés desde el 0,25% al 0,10% y la Fed ha abierto líneas de swap para evitar que la apreciación fuerte del dólar estrangule a las compañías endeudadas en esta divisa (el dólar alcanzaba esta mañana el 1,08).

Todas estas medidas han supuesto un halo de aire fresco en la parte de renta fija, sobre todo para la deuda de la periferia europea. La prima de riesgo española -la diferencia entre el interés exigido a los bonos a diez años de España y Alemania-, que este miércoles había llegado a los 160 puntos básicos, bajaba ayer en torno a los 100 puntos y la rentabilidad del bono cerraba por debajo del 0,9%. Italia también experimentó esa mejoría. La rentabilidad del bono al mismo plazo bajaba al 1,8%, frente al 2,3% en que cotizaba antes del anuncio de las medidas del BCE y su prima de riesgo se reducía hasta los 200pb, después de haber llegado a alcanzar en la semana los 320 pb.

Sorprende, en este sentido, el peor comportamiento del bono alemán, que sigue rebotando hasta máximos anuales de -0,20%. Lo que parece estar detrás de este movimiento es el movimiento fiscal coordinado de toda la Unión Europea, cada vez más probable.

Mejoría también en bolsas

La intervención de los bancos centrales también trajo un respiro a las principales bolsas europeas, que cerraron todas ellas en positivo: el Ibex 35 subió un 1,93%; el francés Cac-40, un 2,68% y el italiano Mibtel, un 2,29%.

Este movimiento al alza viene acompañado de una menor volatilidad tanto en las bolsas estadounidenses como europeas, dando un pequeño atisbo de una pequeñísima cierta vuelta a la normalidad.

Si bien los bancos centrales han sido un respiro para los mercados, para la sesión de hoy hay que tener en cuenta que se producen vencimientos de opciones y futuros en Europa, lo que siempre se traduce en una mayor volatilidad.