Mentiría si digo que Ten peor coche que tu vecino es un libro transformador, de esos que te cambian la vida.

Este libro no trae enseñanzas que no hayas leído en otros libros como Los secretos de la mente millonaria o El hombre más rico de Babilonia. Sin embargo, si hay algo que destaca en este libro es que explica los conceptos de un modo muy cercano, con metáforas que hacen que se entienda de forma sencilla y, sobre todo, que invitan a la reflexión.

Y si de reflexionar se trata, aquí te traigo las 5 reflexiones a las que me ha llevado el libro.

1.- Ahorrar no funciona

¿Cómo me dices esto? ¡Pero si vuestra web está repleta de consejos para ahorrar!

No puedes tener más razón. Somos muy fans del ahorro y, sobre todo, de la inversión.

A lo que se refiere el autor es que ahorrar supone un gran esfuerzo de voluntad porque implica ir contra el sistema establecido, que nos invita continuamente a gastar.

Y no todos tenemos esa voluntad.

Así que Luis Pita da la vuelta al ahorro y adopta el concepto de preahorro.

Esto no es más que pedir a tu entidad financiera que según entra tu nómina por la cuenta bancaria aparte una cantidad de dinero. De esta forma tu cerebro no contará con esa cantidad a la hora de hacer planes.

Llámalo ahorro, llámalo preahorro. Si quieres lograr la libertad financiera, debes empezar a “cobrar” menos y adaptar tus gastos a esos nuevos ingresos. Como dice el libro, “la adaptación natural hará el resto”.

2.- El camino para lograr tus sueños no es ser valiente, sino construir tu libertad financiera

Ten peor coche que tu vecino nos compara con trapecistas. Explica que “si en la vida no tuviéramos una red de seguridad, seríamos demasiado prudentes (…) apenas nos separaríamos del trapecio (…) porque el primer error podría costarnos la vida”.

Y la prudencia no nos deja ser nuestra mejor versión.

Cuando tienes miedo a perder tu trabajo porque no tienes ahorros, cuando te da pánico emprender porque apenas podrías sobrevivir unos meses si no tienes éxito o cuando ni siquiera eres capaz de expresar tus opiniones delante de tu jefe por miedo a que te despidan, dejas de ser eficiente.

“Cuando no tienes miedo es cuando das lo máximo de ti y obtienes los mejores resultados”.

Y para eliminar ese miedo es fundamental construir esa red de seguridad, esa libertad financiera que te permita vivir unos cuantos años sin ingresos.

3.- Invierte sólo en lo que conoces

Seguro que esta reflexión no te sorprende. En cada charla, webinar o directo de Instagram insistimos en el mismo concepto.

Lo que me ha gustado de Ten peor coche de tu vecino es la metáfora que utiliza para contraargumentar a aquellos que dicen que esto de las finanzas es muy complicado y no invierten por eso.

¿Y qué es lo que dice Luis Pita?

Lanza una pregunta al lector: “¿Si te duele algo vas a la universidad a estudiar Medicina? No, ¿verdad? Pues esto es igual. Si no sabes de finanzas, acude a un experto que sepa invertir bien tu dinero.

Y elige uno bueno. Igual que cuando vas a una tienda a comprar vaqueros te pruebas más de uno, ¿no sería aún más importante “probarte” más de un profesional? Investiga sobre cómo gestionan el dinero, si su filosofía encaja contigo, cómo lo han hecho en el pasado…”

4.- El problema cuando tienes muchas cosas es que también tienes muchos gastos e impuestos

Esto es algo que debemos tener muy en cuenta cuando estamos construyendo nuestra riqueza.

Parece que el dinero quema y según vamos aumentando nuestros ingresos queremos una casa mejor, un coche mejor… ¿Y sabes qué implica eso? Un seguro más caro, impuestos más altos y mayores gastos de mantenimiento.

Y voilá. El dinero se esfumó.

Así que medita cada compra. Que puedas permitírtelo no significa que sea la decisión más inteligente.

Y esto nos lleva a la última reflexión de Ten peor coche que tu vecino, que es la que da título al libro.

5- Vive por debajo de tus posibilidades

En lugar de intentar superar el tren de vida de la gente que te rodea, piensa en tus propias necesidades.

¡Olvídate de lo que tienen los demás! Mira hacia adentro. Piensa solo en ti, en qué necesitas tú y no en qué quieren los demás.

Esto te dará una libertad aún mayor que la financiera. La libertad de ser tú mismo.

También te puede interesar:

7 pasos para alcanzar el éxito con ‘El hombre más rico de Babilonia’


4 lecciones de «Los secretos de la mente millonaria»